La epidemia del coronavirus continúa esparciéndose por todo el mundo. Hasta este momento, ya hasta 74.000 personas están contagiadas con la enfermedad. Mientras que, ya el número de fallecidos asciende a unos 2.100.

Este virus no solo ha probado ser realmente escurridizo ante los controles tomados por China y el resto de los países infectados, sino que también ha probado ser altamente contagioso.

Por ello, son cada vez más las medidas preventivas que se aplican para evitar continuar facilitando el contagio. Esta investigación publicada el 17 de enero de este año aborda el tema al investigar otros medios alternativos de transmisión del coronavirus como las heces.

Una posibilidad por confirmar

https://img2.rtve.es/n/1998062?w=800&preview=1580464506662.jpg

Según lo planteado por el estudio, el coronavirus podría hacerse presente en las deposiciones fecales de las personas, así como en su sangre. Por lo que, tener contacto con objetos que han estado expuestos a cualquiera de estos elementos puede ocasionar que el coronavirus pase a un siguiente anfitrión.

Por lo que, ello propicia que la cadena de contagio continúe. Todo porque ello implicaría que esa persona luego saldría a la calle y tendría contacto con otros elementos como dinero, pasamanos, puertas y demás objetos de constante uso público.

Lo que, como consecuencia aumenta el rango de alcance del SARS-CoV-2, así como la posibilidad de desarrollar la enfermedad asociada al mismo, COVID-19.

Lo que dicen los estudios

https://www.lavanguardia.com/r/GODO/LV/p7/WebSite/2020/01/24/Recortada/2020-01-24T130204Z_181917991_RC2DME9M6URQ_RTRMADP_3_CHINA-HEALTH-THAILAND_20200124140527-kUtC-U473099366546IiH-992x558@LaVanguardia-Web.jpg

Según la investigación, fue posible detectar de forma positiva el coronavirus en las heces y también la sangre de los pacientes confirmados con el COVID-19. Lo que hace más que necesario el aumentar las medidas de higiene alrededor de este par de elementos.

Cualquier objeto que estuviera en contacto con los mismos debe ser necesariamente limpiado y esterilizado para eliminar la posibilidad de que el coronavirus se mantenga en su superficie.

Este descubrimiento podría explicar el motivo por el cual, algunos individuos contagiados han declarado no haber tenido contacto directo con algún otro que padeciera la enfermedad. Ya que, a través de estos medios alternativos, el SARS-CoV-2 podría hacer su camino hasta nuevos anfitriones sin que estos estén al tanto de su presencia en el ambiente.

Algunas medidas preventivas

Aún hace falta hacer más investigaciones para conocer qué tan contagioso puede ser el coronavirus cuando se encuentra en estas condiciones. Por los momentos, se sabe que sí puede estar presente en estos compuestos y que, puede transmitirse desde los mismos a otros individuos u objetos.

Ahora, como lo hemos mencionado, falta conocer qué tan peligrosa es esta otra forma de contagio. Entonces, mientras tanto, lo más importante es mantenerse alerta y con las medidas de higiene más estrictas posibles.

El gobierno de China ya ha liberado anuncios pidiendo a su población que evite las grandes conglomeraciones, que mantengan una distancia prudencial entre unos y otros y que, además, eviten el contacto físico lo más posible. Como un extra, sugieren usar constantemente mascarillas y lavar con frecuencia las manos. Cumplir todo esto podría ser la forma de contener finalmente en avance del coronavirus, al menos mientras se busca una cura.

Referencia:

Molecular and serological investigation of 2019-nCoV infected patients: implication of multiple shedding routes: https://doi.org/10.1080/22221751.2020.1729071