Imaginar un mundo sin la posibilidad de copiar y pegar la información de un texto es muy difícil hoy en día. Este comando se ha hecho tan común que es utilizado en todas partes, principalmente por lo funcional y productivo que es. ¿Podrías transcribir un texto de cientos de páginas de forma textual en menos de un minuto? Imposible.

Por eso, hoy queremos homenajear al hombre responsable de ahorrarnos horas de trabajo en las oficinas, así que les contaremos su historia.

Su creador: Larry Tesler

No, no fue en las instalaciones de Apple ni fue Steve Jobs el responsable de la creación de este comando, cosa que se creía anteriormente y hoy en día ha sido comprobado gracias a las biografías escritas sobre su verdadero creador. Sucedió en la década de 1970, cuando Larry Tesler trabajaba en la programación del Smalltalk-76 Programming System en el departamento de informática del centro de innovación tecnológica de Palo Alto Xerox Parc.

Junto a su compañero Tim Mott desarrolló Gypsy, que fue el primer sistema de preparación de documentos basado en una interfaz gráfica y el uso del ratón. Durante este proceso, una idea genial cruzó por su mente: crear una función para poder capturar un texto y enviarlo a la memoria interna del dispositivo, la cual fue llamada Cortar o Copiar. Dicho texto se mantendría en esta memoria hasta que se decidiera plasmar en otro campo de texto, creando así la función Pegar.

Además, lo íconos de cada función estarían relacionados con lo que se utiliza normalmente en las tareas manuales de edición de texto: unas tijeras y cola para pegar. Así era fácilmente identificable.

Sin embargo, en 1980 Tesler dejó de trabajar en Xerox para comenzar en Apple, y ahí es donde la historia se entrelaza con la famosa empresa de la manzana. Los comandos creados por Tesler fueron un descubrimiento muy importante para el mundo de la informática en ese entonces, por lo que decidió implementarlos en los ordenadores. Apple estaba surgiendo, por lo que lo incorporó a su sistema de computadoras hogareñas equipando su software Mac OS 1.0 y asociando las funciones con las teclas X, C y P, las cuales se activarían luego de pisar la tecla Command.

Esto se popularizó gracias a dos de los equipos más famosos de la compañía para entonces: Apple Lisa, lanzada en 1983, y Macintosh, de 1984.

Al ver el éxito de esto, Microsoft tomó este invento y lo insertó en sus dispositivos Windows, con la diferencia de que utilizaría la tecla Ctrl como disparador del comando en lugar de Command. El resto, ya es historia.

Larry Tesler falleció recientemente a sus 74 años, y la empresa Xerox lo homenajeó con un mensaje en Twitter que no podría ser más cierto, pues ciertamente nuestro trabajo diario es mucho más fácil gracias a sus revolucionarias ideas.