El número de nuevos casos de coronavirus notificados por la provincia de Hubei, y su capital Wuhan, disminuyó drásticamente después de que las autoridades sanitarias chinas cambiaran la forma en que se notifica oficialmente el número de infecciones por segunda vez en un mes, lo que planteó dudas sobre la fiabilidad de los datos que surgen del epicentro del brote.

En su recuento diario, Hubei informó el jueves (20 de febrero) que sólo tenía 349 casos adicionales confirmados, en comparación con los casi 1.700 casos adicionales del día anterior.

Un nuevo criterio

Los voceros oficiales no ofrecieron ninguna explicación para la repentina disminución, pero llegó un día después de que las nuevas directrices nacionales aconsejaran a la provincia que sólo informara dos números en su recuento general: los casos confirmados y los sospechosos, en línea con la forma en que se informan otras cifras provinciales y nacionales.

Existe una creciente desconfianza en los datos oficiales que surgen de China, país que tiene la gran mayoría de los casos y muertes por coronavirus.

Anteriormente, Hubei había estado informando si los nuevos casos de infección se confirmaban mediante tomografías computarizadas, lo que se conoce como “diagnóstico clínico”, o pruebas de ácido nucleico.

Esta práctica estuvo en vigor sólo una semana, y fue el resultado de un cambio de metodología que se realizó el 13 de febrero, el cual añadió abruptamente casi 15.000 casos a su recuento total.

Falta de claridad

Las tomografías computarizadas son un método alternativo que los médicos de Hubei han estado utilizando para detectar signos de neumonía en los pacientes, debido a la falta de kits de pruebas de ácido nucleico que puedan identificar la secuencia genética del virus en los pacientes. También se sabe que los kits en sí mismos a veces arrojan falsos negativos.

Por segunda vez en el mes autoridades sanitarias chinas cambiaron la forma en que se notifica oficialmente el número de infecciones por coronavirus.

En reconocimiento de lo inadecuado de los kits de pruebas, el 5 de febrero China aconsejó a la provincia de Hubei, que empezara a incluir a los pacientes diagnosticados por medio de tomografías computarizadas como una categoría separada en su conteo general. La provincia comenzó a hacerlo el 13 de febrero en un ajuste que elevó su conteo total en un 45 por ciento.

El cambio en las pautas de clasificación y la falta de claridad sobre lo que se incluye en el conteo oficial de China, obligó a otro recálculo del contexto de de la crisis, que hasta el momento ha infectado a más de 70.000 personas y matado a más de 2.000.

Existe una creciente desconfianza en los datos oficiales que surgen de China, país que tiene la gran mayoría de los casos y muertes por coronavirus en todo el mundo, y la sospecha de que los funcionarios chinos están promoviendo prematuramente una narración de que el brote está bajo control.

Referencia: China changes method of counting virus infected… again. AFP, 2020. https://bit.ly/3bVpZD2