La demencia es el deterioro progresivo de las funciones cognitivas, ya sea por el envejecimiento natural o por un trastorno neurológico subyacente, como la enfermedad de Parkinson, por ejemplo.

Se trata de un tema de gran preocupación a nivel mundial, ya que la pérdida progresiva de las funciones cognitivas deja a las personas incapaces de realizar simples actividades de la vida diaria por sí mismas.

Y a pesar de que se han descubierto muchos factores de riesgo que pueden influir en la prevalencia de esta enfermedad, aún hay mucho trabajo por hacer para mitigarla. De hecho, en un debate reciente Alzheimer Europa presentó un nuevo informe que revela las tasas de prevalencia de demencia en la población europea actualizadas. Los resultados no son muy esperanzadores.

La prevalencia actualizada

En las últimas tres décadas se han llevado a cabo trabajos de investigación importantes para estimar la prevalencia de la demencia en Europa. Entre ellos, el estudio EURODEM a principios de los años 80, el cual fue actualizado en 2000; Colaboración Europea en Demencia (EuroCoDe), un proyecto de Alzheimer Europa realizado entre 2006 y 2008, y ALCOVE, la primera acción conjunta de la Unión Europea sobre la demencia, llevada a cabo entre 2011 y 2013.

Tomando en cuenta que el estudio más reciente de este grupo tiene ya seis años, la organización Alzheimer Europa consideró necesario establecer nuevas estimaciones sobre la prevalencia de la demencia. Por ello, consultaron la literatura más reciente sobre el tema, revisando un total de 16 estudios que cumplían con los criterios de calidad predefinidos en el análisis colaborativo.

Las mujeres siguen siendo más propensas a la demencia

La revisión reveló que el número de personas que viven con demencia en la Unión Europea se ha reducido significativamente en comparación con sus estimaciones anteriores. Pero las mujeres siguen siendo desproporcionadamente afectadas por la enfermedad en comparación con los hombres, lo cual se ve claramente con las cifras de 6.650.228 y 3.130.449 respectivamente.

De manera similar, se ha observado que entre los hombres hubo una reducción en la prevalencia de demencia en todos los grupos de edad en los últimos 10 años en comparación con las estimaciones EuroCoDe 2008 de Alzheimer Europa. Mientras que dicha reducción se observó únicamente en mujeres cuyas edades iban de 75 a 79 años.

Sin embargo, a pesar de las reducciones observadas en la última década, se estima que el número de personas afectadas por este deterioro en Europa casi se duplicará para el año 2050 a 14,298,671 en la Unión Europea y 18,846,286 en la región europea más amplia.

Puntos que necesitan mayor investigación

El informe de Alzheimer Europe también señaló algunos vacíos significativos en la investigación disponible sobre la prevalencia de demencia, como: la prevalencia en personas jóvenes o menores de 65 años de edad, los tipos de demencia que afectan a la población y grupos étnicos minoritarios, y el número de personas afectadas clasificadas según las etapas de la enfermedad, incluso si se trata de un deterioro cognitivo leve.

Irónicamente, aunque la prevalencia ha bajado en los últimos años, la prevalencia irá en aumento en las próximas décadas, por lo que los gobiernos deben estar preparados para adaptar sus sistemas de salud a dicha demanda. Pero además, será necesario invertir más en investigación a fin de comprender mejor el espectro de esta enfermedad y descubrir alguna forma de revertir estas tendencias.

Referencia:

Alzheimer Europe Reports. https://www.alzheimer-europe.org/Publications/Alzheimer-Europe-Reports