Celulas Pulmoneres Ayudan Contra Infeccion

Pocos lo saben, pero el cáncer también puede desarrollar resistencia a los medicamentos. Por lo general, esto se observa meses después, cuando después de haber recibido un tratamiento de quimioterapia, muchos pacientes presentan una recaída. Para entonces las alternativas se reducen mucho más, y con ello, la supervivencia.

Un ejemplo de ello ocurre en el cáncer de pulmón de células pequeñas, el cual destaca por el rápido desarrollo de resistencia a su tratamiento, el cual ha evolucionado muy poco durante décadas.

Ahora un equipo de investigadores del MD Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas ha encontrado nueva evidencia de ello. En un documento publicado en la revista Nature Center explican que la quimioterapia aplicada a este tipo de cáncer produce una mayor heterogeneidad dentro del tumor, lo que lleva a las células a desarrollar múltiples mecanismos de resistencia.

Superando obstáculos

Sin embargo, estudiar esta condición no es tan fácil, ya que para este tipo de cáncer no se requiere biopsia o cirugía para confirmar la recurrencia en la mayoría de los pacientes. Así los investigadores prácticamente sin muestras a las cuales realizar análisis genómicos y de biomarcadores de tumores resistentes a los medicamentos.

Pero para este estudio el equipo logró desarrollar nuevos modelos de la enfermedad aislando las células tumorales circundantes en una simple muestra de sangre. Las células se colocaron debajo de la piel del modelo de ratón, permitiendo así que desarrollaran tumores representativos del paciente del cual fueron extraídas.

Entonces procedieron a hacer las pruebas pertinentes para identificar las diferencias de expresión génica entre las células individuales de los tumores CDX sensibles a la quimioterapia para compararlas con las que permanecen resistentes.

Heterogeneidad intratumoral

El tratamiento del cáncer de pulmón de células pequeñas sigue basándose en quimioterapia con platino, a la cual la mayoría de los pacientes responden bien inicialmente. Sin embargo, suelen presentar recaídas unos pocos meses después, dando como resultado una supervivencia a 5 años inferior al 7 por ciento en todas las etapas.

El problema es que “no hay terapias de segunda línea altamente efectivas cuando el tumor reaparece”, según indica la líder del estudio, Lauren Averett Byers, profesora asociada de Oncología Médica Torácica/Cabeza y Cuello.

Antes del tratamiento, este tipo de cáncer es altamente homogéneo, lo que quiere decir que el tumor está constituido por el mismo tipo de células en toda su extensión. Sin embargo, unas semanas o meses después del tratamiento, estas se diversifican: aparecen muchos tipos nuevos y diferentes de células, dando lugar a un cuadro llamado heterogeneidad intratumoral.

“Algunas células podrían ser resistentes a través de un mecanismo o vía, y otras células podrían ser resistentes a través de uno diferente”, explica Byers. “El tratamiento dirigido a un tipo de resistencia solo matará un subconjunto de células cancerosas”.

Por ahora el equipo está empezando a estudiar qué es lo que causa que el cáncer de pulmón de células pequeñas desarrolle esta heterogeneidad intratumoral, a fin de detectar algún mecanismo que permita detenerla o prevenirla.

Referencia:

Single-cell analyses reveal increased intratumoral heterogeneity after the onset of therapy resistance in small-cell lung cancer. https://www.nature.com/articles/s43018-019-0020-z