La meditación de atención plena, también muy conocida como mindfulness, es un método para reducir el estrés o la ansiedad y obtener una mayor sensación de bienestar. Esta se ha hecho muy popular en las últimas décadas, y aunque muchos estudios empíricos han encontrado evidencia de su utilidad para la salud mental de las personas, hasta ahora se sabe muy poco sobre los mecanismos que los sustentan.

Así pues un equipo de investigadores de la Universidad Pontificia de Salamanca en España se propuso indagar en este tema y en un trabajo reciente descubrieron algunas de las razones por las cuales la meditación de atención plena puede mejorar la salud psicológica de las personas.

Comparando meditadores y no meditadores

En su documento publicado en Journal of Clinical Psychology el equipo distingue tres factores principales que podrían dar lugar a los notables beneficios de este tipo de terapia: aumentar los niveles de autocompasión, lo que al mismo tiempo puede hacer que las personas consideren su vida más significativa, permitiendo que la persona pueda involucrarse más y evitar que siga evitando experiencias desafiantes y placenteras.

Los investigadores reunieron a 414 meditadores y 414 no meditadores para que respondieran cuestionarios diseñados para medir sus niveles de salud mental basándose en las tres variables mencionadas: autocompasión, significado de su vida y evitación de experiencias. Luego analizaron los datos recopilados bajo un modelo empíricamente comprobable, obteniendo resultados muy interesantes.

Autocompasión, integración y dejar de evadir experiencias

silhouette of woman raising her right hand
Los beneficios de la meditación consciente derivan de la autocompasión, el significado de la vida y el cese dela negación de las experiencias.

En un mundo regido por la competencia y la crueldad, la autocompasión no suena como un atributo atractivo de desarrollar. Sin embargo, José Ramon Yela, el investigador principal del estudio considera que “ser compasivo es especialmente importante cuando una persona atraviesa un período difícil en la vida”.

En su artículo, Yela y su equipo definen la autocompasión como la capacidad de ser amable con uno mismo en lugar de ser duro o autocrítico. Quien la practica también debe ser consciente de que en la vida el dolor, el sufrimiento y las dificultades son algo inherente a nuestra naturaleza y no son motivo para sentirse alienados.

Pero el tercer componente de la autocompasión es la capacidad de ser consciente de las experiencias internas aversivas, como pensamientos perturbadores y emociones negativas en lugar de identificarse siempre en ellas.

“En resumen, destacamos la relevancia de ser amable con uno mismo, tratarse con compasión, reconocer lo que es valioso en la vida y avanzar a pesar de que la vida no siempre es como a uno le gustaría”.

La importancia de meditar regularmente

Pero además de identificar estos tres componentes básicos del impacto de la meditación de atención plena, el estudio resaltó la importancia de aplicar este método regularmente: para poder disfrutar de sus beneficios es necesario hacerla parte de nuestra vida.

Cuando la meditación no se aplica de manera regular, los beneficios pueden ser insignificantes e incluso contraproducentes, convirtiéndose en una forma de evitar la experiencia en sí misma, lo cual va totalmente en contra de los tres componentes identificados.

Referencia:

Self‐compassion, meaning in life, and experiential avoidance explain the relationship between meditation and positive mental health outcomes. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/jclp.22932