Hay evidencia sólida que muestra que la diabetes, un trastorno metabólico que se distingue por niveles elevados de glucosa en la sangre, y el Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa crónica que se caracteriza por la pérdida progresiva de la memoria, son afecciones que aumentan el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.

Ahora, los resultados de una reciente investigación, que será presentada en la Conferencia Internacional de Accidentes Cerebrovasculares de la American Stroke Association, sugieren que las personas que tienen ambas afecciones son más propensas a tener accidentes cerebrovasculares más graves.

Examinando registros de salud

Para llegar a esas conclusiones, un equipo de investigadores de la Universidad de Kentucky en Lexington, examinó a 2.071 adultos en el Registro de Accidentes Cerebrovasculares de los Apalaches de Kentucky que tuvieron un accidente cerebrovascular hemorrágico, el tipo de derrame más mortal y el más difícil de tratar.

Estos hallazgos muestran la importancia de controlar afecciones prevenibles o tratables como la diabetes o la hipertensión, conocidos factores de riesgo de los accidentes cerebrovasculares.

El equipo de investigación examinó los registros de salud de cada paciente para buscar un diagnóstico previo de diabetes o de Alzheimer enfermedad y encontraron que el 75 por ciento de las personas con ambas afecciones habían muerto o necesitaban cuidados paliativos o cuidados a largo plazo después de su accidente cerebrovascular, en comparación con el 39 por ciento de los pacientes que no tenía ninguna afección, el 42 por ciento con solo con diabetes y el 62 por ciento con solo con la enfermedad de Alzheimer.

Respecto a estas observaciones, la investigadora Amanda L. Trout, académica en el Centro de Ciencia Avanzada de Accidentes Cerebrovasculares de la Universidad de Kentucky y autora principal del estudio, comentó:

“Este registro de accidente cerebrovascular nos dio la oportunidad de pensar en cómo tener más de una afección de salud, como la diabetes y la enfermedad de Alzheimer, podría influir en los resultados en comparación con tener solo una o ninguna”.

Controlar afecciones prevenibles

El estudio encontró que las personas que padecen de manera conjunta diabetes y Alzheimer son más propensas a tener accidentes cerebrovasculares más graves.

La mayoría de los derrames cerebrales son causados ​​por un coágulo que corta el flujo sanguíneo al cerebro. Pero alrededor del 13 por ciento son causados ​​por un vaso sanguíneo debilitado que sangra dentro o alrededor del cerebro. Según las estadísticas de la American Heart Association, solo en Estados Unidos alrededor de 795.000 personas sufren un derrame cerebral cada año y alrededor de 146.000 personas mueren a causa de ese evento.

Los autores del estudio señalan la necesidad de una investigación científica más profunda sobre por qué las personas con múltiples problemas de salud pueden tener accidentes cerebrovasculares más graves.

En general, explican los investigadores, estos hallazgos muestran la importancia de controlar afecciones prevenibles o tratables como la diabetes o la hipertensión, bien sea con medicamentos o con cambios en el estilo de vida.

Referencia: Diabetes & Alzheimer’s Disease Are Co-Morbid Conditions in Hemorrhagic Stroke. International Stroke conference, 2020. https://bit.ly/3bHvrJw