La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico de muy elevada complejidad. Y aunque es antigua, los tratamientos actuales, basados principalmente en antipsicóticos, solo pueden ayudar a apaciguar algunos síntomas como las alucinaciones y delirios, pero son inútiles para frenar el avance de la enfermedad.

Ahora bien, se manejaba la idea de que mientras antes se detectara la enfermedad, más fácil sería abordarla y evitar que progresara. Sin embargo, los hallazgos de un equipo de investigadores de la Universidad de Stony Brook derriban por completo esta hipótesis.

En su documento publicado en la revista American Journal of Psychiatry informan que las personas con esquizofrenia que reciben intervención temprana también terminan experimentando los mismos síntomas que aquellas cuyo tratamiento empieza más tarde en la vida.

La duración de la psicosis no tratada

Los investigadores evaluaron la duración de la psicosis no tratada, un término que se refiere a la cantidad de tiempo que transcurre entre el inicio de la psicosis y el inicio del tratamiento para la misma.

Para ello, consultaron los datos del Proyecto de Salud Mental del Condado de Suffolk, del cual extrajeron información de 287 personas con esquizofrenia o trastorno esquizoafectivo, abarcando desde la infancia hasta los 20 años después del primer ingreso al hospital debido a la afección.

Pero al comparar a las personas que iniciaron el tratamiento de manera temprana en comparación con los que no lo hicieron, el grupo de tratamiento temprano solo parece tener mejores resultados porque suelen ser los más jóvenes y no han estado enfermos durante tanto tiempo en comparación con los mayores.

Un espejismo de mejora

En el pasado se observó que la relación entre una larga duración de la psicosis no tratada y los malos resultados en el tratamiento de la esquizofrenia era bastante estrecha. Sin embargo, este vínculo no es tan simple como se pensaba, y puede haber un sesgo en dicho tiempo.

“El sesgo en el tiempo de entrega es un fenómeno en el que la detección temprana, como la detección temprana del cáncer de mama u otra enfermedad, parece mejorar los resultados porque aumenta la ventana de observación de la enfermedad”, explica Katherine Jonas, becaria postdoctoral en el departamento de psiquiatría de la Renaissance School of Medicine de la Universidad Stony Brook y autora principal de esta investigación.

Partiendo de ello y los resultados de su estudio, ella y sus colegas concluyen que la asociación entre la duración de la psicosis no tratada puede funcionar como una ventana y crear la ilusión de que la detección temprana mejora los resultados, cuando en realidad no necesariamente es así.

Sin embargo, la causa no está perdida. Jonas y equipo sugieren el tratamiento conjunto con fármacos y atención psicosocial integral como una forma más efectiva de abordar este trastorno, con potencial incluso de reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Referencia:

Lead-Time Bias Confounds Association Between Duration of Untreated Psychosis and Illness Course in Schizophrenia. https://ajp.psychiatryonline.org/doi/10.1176/appi.ajp.2019.19030324