Cuando presentamos problemas con aplicaciones en dispositivos Android, siempre vemos que las soluciones generalmente pasan por dos conceptos: eliminar caché y eliminar datos. Son dos opciones que con frecuencias se ocupan sin conocer a fondo de que se tratan y cuál es el efecto que generan, aunque en ocasiones surtan efecto para lo que buscamos. Por esa razón, pasaremos a explicar de qué se trata el almacenamiento de datos y caché, a fin de determinar fácilmente en que escenarios ocuparlos. De esta manera, podrás decidir correctamente si determinada app necesita eliminar caché o datos.

Si en los últimos días has tenido que ocupar estas alternativas con mucha frecuencia, te mostraremos de qué trata cada una para saber cómo usarlas la próxima vez.

La memoria caché

La memoria caché es un elemento que nos acompaña no solo en los smartphones sino también en los computadores, pese a ello, muchos usuarios no tienen demasiado clara su función. La caché es un sector de memoria que se ubica en el procesador y en donde los sistemas almacenan información de uso frecuente. En ese sentido, si en tu Android tienes instalada la app de Twitter, en la memoria caché se guardarán las búsquedas y los perfiles en los que más ingresas con el propósito de acceder a ellos de la manera más rápida posible.

Con el pasar del tiempo, el sistema irá almacenando datos en este sector, logrando ocupar demasiado espacio. Por este motivo, se suele recurrir a la eliminación de caché a fin de recuperar espacio de almacenamiento, considerando que, puedes tener otras apps en tu dispositivo.

Los datos de aplicaciones

Cuando entramos en las apps desde el menú “Aplicaciones” de Android, veremos que además de eliminar caché, tenemos la opción de “eliminar datos”. Los datos de aplicaciones son un elemento distinto a la caché, puesto que, ellos se refieren  a la información de inicio de sesión y las bases de datos necesarias para que la aplicación logre conectarse y mostrar todas funcionalidades.

La eliminación de datos implica también la eliminación de la caché, resulta un borrado general de la información que utiliza cualquier app para funcionar. En ese sentido, al ocupar esta opción la aplicación quedará como si estuviésemos ejecutándola por primera vez.

¿Cuándo debo usar cada una de las opciones?

Conociendo lo que genera ocupar cualquiera de las dos opciones, solo nos queda conocer en qué escenario debemos usar cada una. De esta manera, podrás determinar de inmediato si la solución a tu problema se encuentra en la eliminación de caché o de los datos.

La eliminación de memoria caché en Android debe usarse si buscas recuperar un poco de espacio de almacenamiento porque percibes lentitud en otras aplicaciones. Si esto es ocurre, es probable que alguna app este consumiendo un alto volumen de espacio en la caché, por lo que liberarla, ayudará a que otras aplicaciones tengan la posibilidad de contar con ello. De esta manera, además de la recuperación de espacio en caché, podrás también recuperar el buen rendimiento de tus aplicaciones.

Por su parte, la eliminación de datos es una solución mucho más radical, considerando que, no solo eliminará los datos, sino también la caché. Puedes ocupar esta opción como mecanismo para reparar el buen funcionamiento de una app. Por ejemplo, si alguna aplicación ha comenzado a funcionar mal luego de actualizar, es posible hacer que funcione nuevamente con la eliminación de datos. Esto borrará toda la información de la aplicación y la dejará como la primera vez que la instalaste.

Conocer la verdadera función de cada uno de estos botones te dará la posibilidad de tomar decisiones más acertadas a la hora de buscar la reparación de una app o la mejora de su rendimiento.