Tradicionalmente, el desarrollo de vacunas tarda entre dos y cinco años, pero esta semana la Organización Mundial de la Salud dijo que podría pasar hasta 18 meses antes de que la vacuna contra el coronavirus SARS-CoV-2, anunciado previamente como Covid-19, esté disponible para el público.

Y aunque esto resulte muy decepcionante para muchos, hay una variedad de razones que justifican este tiempo. Entre ellas, comprender el comportamiento del virus y una vez hecho esto, verificar que la vacuna es efectiva, pero, sobre todo, segura para los seres humanos.

Covid-19, el nombre oficial establecido para el coronavirus de Wuhan

Rob Grenfell, director de salud y bioseguridad en CSIRO, y Trevor Drew, director del Laboratorio Australiano de Sanidad Animal de la misma institución, han publicado un artículo en The Conversation explicando las razones detrás de este largo tiempo de espera en medio de la crisis del coronavirus de Wuhan.

El desarrollo de una vacuna requiere esfuerzos globales

Para empezar, desarrollar una vacuna es más complejo de lo que muchos imaginan, y según indican los autores del artículo, “ninguna institución tiene la capacidad o las instalaciones para desarrollarla por sí misma”.

Lo primordial para crear una vacuna es comprender las características y el comportamiento del virus en el huésped de interés, que son los humanos, para lo cual se desarrollan modelos animales. Los investigadores deben demostrar que las vacunas potenciales son seguras y pueden activar las partes correctas del sistema inmune del cuerpo, para entonces empezar las pruebas en dicho modelo.

Si los resultados son positivos, entonces las instituciones con permiso y capacidad de realizar ensayos en humanos podrán llevar las pruebas al siguiente nivel. Si se encuentra que es efectiva y segura, entonces la vacuna deberá obtener todas las aprobaciones regulatorias necesarias, para luego distribuirse. Cada uno de estos pasos en la línea de desarrollo de vacunas enfrenta desafíos potenciales.

Próximos desafíos

Por suerte, no estamos tan lejos de la meta. China compartió una secuencia completa del ARN del virus a principios de enero, lo cual permitió apresurar los esfuerzos para el desarrollo de una vacuna a nivel internacional.

Fue así como a finales de enero el virus fue cultivado con éxito fuera de China por el Instituto Doherty de Melbourne. Fue así como por otros países tuvieron acceso a una muestra viva del patógeno.

Al igual que la Peste Negra, el coronavirus aviva olas de ataques racistas y xenófobos

Ahora el siguiente paso es cultivar grandes cantidades del virus para que los científicos cuenten con material suficiente para trabajar. Para ello, se debe cultivar en laboratorios bajo condiciones estériles y seguras para los manipuladores.

Luego está desarrollar el modelo biológico adecuado para el virus, aunque ya se tienen ciertas bases para ello. El virus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), también miembro de la familia de los corornavirus, fue estudiado en hurones en su momento. Estos mismos también podrían servir para este caso, ya que el virus del SARS y el nuevo SARS-CoV-2 comparten aproximadamente entre 80 y 90 por ciento de su código genético, aunque no se descartan otros modelos animales.

Riesgo de mutación

Sin embargo, al superarse dichos desafíos, aún queda un obstáculo: la posibilidad de que el SARS-CoV-2 mute. Los investigadores explican que, tratándose de un virus proveniente de animales, es probable que ya haya mutado mientras se adaptaba saltando entre animales y luego a los humanos.

A medida que continúa el proceso de transmisión entre las personas, el virus pasa por una especie de estabilización, que también forma parte de la mutación, que puede ser diferente incluso en diferentes partes del mundo.

Por lo tanto, los investigadores también deben velar por trabajar con la versión más actual del virus, bajo estrictas condiciones de calidad y seguridad, para garantizar que, al momento de distribuirse, la vacuna pueda ofrecer protección efectiva contra la cepa en curso.

Referencia:

Here’s why the WHO says a coronavirus vaccine is 18 months away. https://theconversation.com/heres-why-the-who-says-a-coronavirus-vaccine-is-18-months-away-131213

Más en TekCrispy