Los resultados de un reciente estudio parecen reforzar el sentido común tradicionalista al encontrar que las personas que han tenido un mayor número de parejas sexuales durante su vida tienen un mayor riesgo de recibir un diagnóstico de cáncer.

El estudio muestra que tener diez o más parejas sexuales incrementa el riesgo de cáncer tanto en hombres como en mujeres, con la particularidad de que en las féminas, este patrón de comportamiento sexual aumenta las posibilidades de padecer una enfermedad debilitante crónica.

Este tratamiento combinado puede mejorar el pronóstico en la leucemia mieloide aguda

Indagando la cantidad

Para llegar a esta conclusión, el equipo de investigación analizó datos de 2.537 hombres y 3.185 mujeres con una edad media de 64,3 años y 65,3 años respectivamente, que participaron en un estudio longitudinal sobre el envejecimiento en el que, entre otros datos, se les preguntó sobre el número de parejas sexuales que tuvieron durante su vida. La mayoría de los hombres (73,6 %) y las mujeres (60,6 %) estaban casados o cohabitando.

La infección por virus de papiloma humano, que se trasmite sexualmente, es uno de los principales desencadenantes de cáncer cuello uterino, pene, vagina, ano, boca y garganta.

Entre los hombres, el 28,5 % reportó haber tenido entre 0 y 1 pareja sexual en su vida, el 29,0 % informó entre 2 y 4 parejas, el 20,2 % entre 5 y 9 parejas, y el 22,2 % 10 o más parejas. Entre las mujeres, el 40,8 % informó haber tenido entre 0 y 1 pareja sexual de por vida, el 35,5 % entre 2 y 4 parejas, el 15,8 % entre 5 y 9 parejas y el 7,8 % 10 o más parejas.

En segundo lugar, se pidió a los participantes que proporcionaran una calificación de su estado de salud, incluida cualquier afección crónica o discapacidad, que les impidiera realizar cualquier actividad de rutina.

Asociación revelada

El análisis reveló que los hombres que habían tenido entre 2 y 4 parejas sexuales tenían un riesgo 57 por ciento mayor en comparación con aquellos que tuvieron ninguna o una pareja. Esto riesgo aumentó a 69 por ciento en aquellos con 10 o más parejas.

En comparación con el 41 por ciento observado en las mujeres que informaron haber tenido una o ninguna pareja sexual, las que habían tenido diez o más tenían una probabilidad 91 por ciento mayor de un diagnóstico de cáncer.

El estudio encontró que las personas que han tenido un mayor número de parejas sexuales durante su vida tienen un mayor riesgo de recibir un diagnóstico de cáncer.

Las condiciones de salud crónicas también fueron más probables entre las mujeres con un mayor número de parejas sexuales, pero no entre los hombres con hábitos similares. Las mujeres con 5 a 9 parejas sexuales, o aquellas que informaron haber tenido 10 o más parejas durante su vida, tenían un 64 por ciento más de probabilidades de tener una afección de salud que limitaba su vida diaria.

Interpretar con cautela

El estudio actual fue observacional y, por lo tanto, no puede indicar la causa del aumento del riesgo de cáncer. Sin embargo, los hallazgos coinciden con los de algunos otros estudios que muestran que la prevalencia de infecciones de transmisión sexual es un factor de riesgo para muchas infecciones, incluidas la hepatitis B y el VIH que inducen cáncer, y para el cáncer en sí.

Se sabe que varias cepas de VPH causan cánceres de cuello uterino, pene, vagina, ano, boca y garganta. La gonorrea causa cáncer de próstata, la hepatitis C y B están relacionadas con un riesgo más alto de cáncer de hígado, mientras que el VIH (no tratado) causa varios tipos de tumores.

Los autores del estudio reconocen las limitaciones del análisis, por lo que recomiendan que se realice más trabajo para confirmar estos hallazgos. Por lo tanto, estas conclusiones deben ser interpretadas con cautela.

Efectos positivos de una dosis de droga psicodélica perduran por años en pacientes con cáncer

Si bien existe una asociación entre tener un mayor número de parejas y un mayor riesgo de contraer una enfermedad de trasmisión sexual (ETS), muchos otros factores pueden ser importantes para determinar el riesgo de una persona de infectarse con una ETS. Esto incluyen si las personas han practicado sexo seguro, qué tipo de infección podrían haber contraído y si han sido vacunados o tratados para infecciones particulares.

Referencia: The relationship between chronic diseases and number of sexual partners: an exploratory analysis. BMJ Sexual & Reproductive Health, 2020. http://dx.doi.org/10.1136/bmjsrh-2019-200352

Más en TekCrispy