Esta no se trata de la primera vez que el Mobile World Congress se encuentra con impedimentos para su realización. Sin embargo, sí se ha convertido en la primea en la que estos han conseguido que la misma se cancele.

El éxodo masivo de empresas que comenzaron a retractarse de su aparición en el evento comenzó a hacer sonar las alarmas. La posibilidad de que este espacio se convirtiera en un punto de contagio del coronavirus era simplemente muy alta.

El MWC no se llevará a cabo este año

https://www.xda-developers.com/files/2020/02/MWC2020-Barc-Logo.jpgPara este viernes, se esperaba que la organizadora del MWC, la GSMA se reuniera para discutir las alternativas. Al parecer, ello no ha sido necesario, ya que, oficialmente el MWC se ha cancelado.

Todo ello debido al miedo a que no hacerlo promoviera el contagio del ya peligroso coronavirus. Esta medida ha sido tomada como un medio para evitar peores consecuencias de salud en el mundo. No obstante, la cancelación de este evento también viene con sus propios contras.

Por ejemplo, la ciudad de Barcelona ha contado con su realización por años. Y, su ausencia puede causar graves consecuencias económicas con las que la ciudad española tendrá que lidiar por todo este año.

Disminución en la oferta de empleos

En primer lugar, una de las consecuencias directas que tenía el MWC en la ciudad se trataba del aumento de la oferta de empleos temporales. Con las actividades de preparación del evento, protocolo durante el mismo y desmantelamiento después, la empresa era capaz de crear vacantes de empleos temporales para miles de individuos.

De modo que, su sola existencia causaba un aumento en la disponibilidad de trabajo y un posterior impulso económico en la ciudad. Solo para este 2020, se esperaba que las cifras llegaran hasta los 14.000 empleos temporales. Ahora que el evento ha sido oficialmente cancelado, estos miles de puestos de empleo simplemente ya no estarán disponibles.

Pérdida de ingresos para el sector público

Otra fuerte estocada que recibirá la ciudad de Barcelona tiene que ver directamente con su sector público y la economía de la ciudad. El MWC tenía un convenio con las empresas y la ciudad que, les ofrecía a las primeras beneficios fiscales en la zona a cambio de que estas invirtieran en distintas áreas de la ciudad durante el congreso.

Biblioteca Digital Hispánica, más de 88 mil libros disponibles de forma gratuita

Dependiendo del tamaño del aporte y del sector al que este fuera dirigido, el porcentaje de beneficios podía ser mayor o menor. Ya que el evento no tendrá lugar, este tipo de fuertes incentivos económicos no estarán más este año.

Un golpe bajo para el sector turístico de la ciudad

Por otra parte, otro punto que no se puede dejar pasar se trata del aumento del flujo de turistas por la ciudad. Cada año, el congreso atrae a miles de personas, esperándose este 2020, por ejemplo, más de 100.000 de ellas.

Muchas de estas viajan a la ciudad para asistir, por lo que, se convierten en una importante fuente de ingresos para el sector turístico al inicio del año. Según el Gremio de Hoteles, este año se reservaron más de 28.000 habitaciones.

Antes de que el evento se cancelara, ya muchas de estas reservaciones estaban siendo eliminadas. Ya que es oficial que no se llevará a cabo, habría que preguntarse cuántas de estas 28.000 reservaciones serán confirmadas.

El transporte también se verá afectado

En una situación similar a la del sector turístico, el transporte a la ciudad, como los vuelos de avión, como el realizado dentro de la misma, con taxis y compañías de transporte privado, también veían un gran aumento en sus ingresos gracias a la afluencia de personas que generaba el MWC. Ya que no está, probablemente las ganancias de su primer trimestre se vean fuertemente mermadas.

Una situación inesperada

https://i.blogs.es/680993/mwc-/1366_2000.jpgComo es posible ver, la cancelación de este evento ha iniciado una ola que es capaz de afectar a Barcelona en variadas áreas. Probablemente, esta suspensión se traduzca en una depresión económica en la ciudad, por lo menos durante este primer trimestre del año.

Asimismo, las empresas y emprendimientos que contaban con el evento para darse a conocer, presentar sus nuevos proyectos e impulsarse por el resto del año, también se verán perjudicadas. Por lo que, estas también verán pérdidas al inicio del 2020. Ahora, lo que queda por verse es qué tanto tiempo durarán dichos efectos, y cómo estas entidades se las ingeniarán para sortearlos.

Más en TekCrispy