Es de conocimiento público que los Estados Unidos no se encuentran en los mejores términos con la empresa china, Huawei. El año pasado, incluso emitieron un veto que le impedía a la compañía comerciar en su país.

Asimismo, sancionaba a las empresas estadounidenses que negociaran de algún modo con esta. Todo ya que, entidades del gobierno han acusado a Huawei de espiar las redes y comunicaciones de la nación a través de sus equipos.

Lo que se ha dicho en The Wall Street Journal

https://i2.wp.com/www.news1.news/wp-content/uploads/2020/02/BanUSAHuawei_720.jpg?fit=1280%2C720&ssl=1Como un eco a estas declaraciones, The Wall Street Journal ha sacado una noticia repitiendo dichos clamores. Dentro de la misma, advierten que el gobierno estadounidense ha declarado tener pruebas de las actividades de Huawei.

Por lo que, el que este se maneje dentro del país sí puede llegar a tratarse de una amenaza a la seguridad y de un proceso de constante espionaje. Sin embargo, también dentro de su artículo declaran que el gobierno de Estados Unidos no ha sido capaz de presentar dichas pruebas.

La respuesta de Huawei ha sido contundente

Huawei ha soportado todas las sanciones de los Estados Unidos y buscado formas de sobrellevarlas. No obstante, esta última presentación parece haber sido la gota que rebasa el vaso.

Puesto que, la empresa no se ha demorado en liberar un fuerte comunicado con respecto al asunto. En el mismo, lo primero que dejan claro es que ellos no cuentan con ningún tipo de “puerta trasera” a los sistemas de conectividad.

Dicen de hecho que, ellos son proveedores principalmente de equipos y que, por tanto, ni siquiera tienen acceso a aquellas señales que, según las acusaciones, ellos espían. “Huawei nunca ha tenido acceso secreto a redes de telecomunicaciones, ni tenemos la capacidad de hacerlo” declaran casi al inicio de su escrito.

Asimismo, reiteran que “Huawei es solo un proveedor de equipos. En este rol, sería imposible acceder a las redes de clientes sin su autorización y visibilidad”. Ya que, varios de los clamores de los Estados Unidos es que la empresa había estado realizando esta actividad oculta por años.

EE.UU. confirma que el coronavirus no fue diseñado, pero sospechan del laboratorio en Wuhan

Huawei quiere pruebas

Huawei se ha defendido con todo lo que tiene. Y, hasta ha emitido otro comunicado por Twitter en el que vuelve a abordar el asunto y a desmentir todo lo sucedido.

Dentro de sus declaraciones escritas, Huawei ha demostrado su rechazo a las acciones tomadas por Estados Unidos y cómo estas se han visto reflejadas en su imagen y en los medios de comunicación. “Estamos muy indignados de que el gobierno de EE. UU. No haya escatimado esfuerzos para estigmatizar a Huawei mediante el uso de problemas de seguridad cibernética”.

Por si fuera poco, también declaran que, en casos como el de Snowden, quedó más que probado que el gobierno estadounidense sí se encontraba realizando trabajos de espionaje en las comunicaciones de otros países. Cosa que, hasta ahora, no ha llegado a ser probada por ningún medio en el caso de las acusaciones contra Huawei.

“Si los EE. UU. descubren las violaciones de Huawei, nuevamente solicitamos solemnemente que divulguen pruebas específicas en lugar de utilizar los medios de comunicación para difundir rumores”. Con esta nota, la compañía da fin a su comunicado y deja claro que, de haber verdaderas pruebas, prefiere verificarlas por sí misma, en lugar de continuar con esto a lo que han denominado una “pantalla de humo” del gobierno estadounidense.

Más en TekCrispy