Existe evidencia robusta y convincente de que el ejercicio físico es indispensable para mantener una buena salud. Mejora el flujo sanguíneo y evita problemas de circulación, permite mantener nuestro cuerpo tonificado y una apariencia más joven y, por si fuera poco, favorece un buen rendimiento cognitivo.

Este aspecto en particular recibe poca atención en la cultura popular, y el uso extendido de teléfonos inteligentes y computadoras durante períodos prolongados hace cada vez más difícil apartar algo de tiempo para la actividad físicas.

Aislamiento social de los padres puede afectar la salud de sus hijos

Sin embargo, una nueva investigación ha encontrado una razón que puede ser bastante atractiva en medio de una época de ansiedad y depresión: la práctica del deporte puede protegernos de trastornos graves de salud mental.

Atletas evaluados en diferentes condiciones

Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina MSH de Hamburgo evaluó los niveles de ansiedad y depresión en 682 atletas recreativos de origen alemán bajo diferentes condiciones de cantidad e intensidad deportiva, en entornos abiertos y cerrados, y contextos amistosos, en equipo o en la práctica individual.

La OMS recomienda al menos 150 minutos de ejercicios de intensidad moderada por semana.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos sanos realicen 150 minutos de actividad física de intensidad moderada durante toda la semana. Los investigadores descubrieron que los participantes que hacían menos de 2.5 horas de ejercicio a la semana tienen un mayor riesgo de aumentar sus niveles de ansiedad y depresión. Sin embargo, los que cumplieron con dichas pautadas, presentaron un mejor estado de salud mental que aquellos menos activos.

“En este estudio, encontramos que las personas que no cumplían con las recomendaciones de actividad física, informaron puntajes de depresión más altos”, señala la Dra. Katja Siefken de UniSA, autora principal de la investigación.

A pesar de que estos resultados se mantenían “independientemente de si practicaban en interiores o al aire libre, individualmente o en equipo”, también observaron que los atletas que practicaban deporte en equipo y en interiores presentaron los puntajes de depresión y ansiedad más bajos, seguidos por los atletas individuales al aire libre. Curiosamente, “los atletas que realizan ejercicio físico de intensidad vigorosa a menudo registraron niveles más altos de depresión”.

Los trastornos de salud mental constituyen uno de los desafíos más grandes en nuestros tiempos ya que pueden afectar el rendimiento académico, la productividad en el trabajo y aumentar el riesgo de adicciones, enfermedades y suicidios. De modo comprender los factores que pueden favorecer la depresión y la ansiedad, así como aquellos que pueden reducirla o evitarla es de vital importancia para poder desarrollar estrategias eficientes para abordar este problema.

Referencia:

How does sport affect mental health? An investigation into the relationship of leisure-time physical activity with depression and anxiety. https://www.termedia.pl/How-does-sport-affect-mental-health-An-investigation-into-the-relationship-of-leisure-time-physical-activity-with-depression-and-anxiety,129,33840,0,1.html

Más en TekCrispy