Los resultados de un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Barcelona sugieren una relación entre un anticuerpo con un grupo de afecciones neurológicas potencialmente mortales que afectan a los niños.

Los hallazgos sugieren que el anticuerpo glucoproteico oligodendrocítico de mielina (MOG, por sus siglas en inglés) está asociado con una gama de afecciones autoinmunes más amplia de lo que se pensaba anteriormente.

CSIC crea test de anticuerpos contra el coronavirus con 98% de fiabilidad

Diagnóstico preciso

Los anticuerpos MOG dañan la cubierta protectora (vaina de mielina) que rodea las fibras nerviosas del cerebro, los nervios ópticos y la médula espinal, afectando la capacidad de trasmisión de estos nervios, causando síntomas como pérdida de visión, debilidad muscular y dolor.

La mayoría de los niños que dieron positivo para anticuerpos MOG y recibieron el tratamiento apropiado tuvieron una recuperación completa o casi completa.

Aunque existe un reconocimiento creciente de los síndromes asociados a anticuerpos MOG en niños, la gama completa de enfermedades asociadas con los anticuerpos MOG sigue siendo desconocida.

En los últimos 10 años, múltiples estudios han demostrado que varias enfermedades desmielinizantes, incluidas la neuritis óptica, la mielitis y la encefalomielitis diseminada aguda (ADEM), se asocian con el biomarcador de anticuerpos MOG.

Debido a que este grupo de trastornos del sistema nervioso central puede imitar afecciones similares, como la esclerosis múltiple, son difíciles de diagnosticar correctamente. Pero los resultados del estudio sugieren que la prueba del biomarcador podría acelerar el diagnóstico preciso y ayudar a identificar el tratamiento adecuado para algunos de estos trastornos.

Identificar a estos pacientes es importante porque la mayoría de los niños que dieron positivo para anticuerpos MOG respondieron al tratamiento con inmunoterapia. En el estudio, el 85 por ciento de los niños que dieron positivo para anticuerpos MOG y recibieron el tratamiento apropiado tuvieron una recuperación completa o casi completa.

Para el estudio, entre junio de 2013 y diciembre de 2018, el equipo de investigación reclutó a un total de 535 niños con una edad promedio de 6 años, con trastornos desmielinizantes y encefalitis autoinmune.

Estrategia terapéutica óptima

Los participantes que dieron positivo para anticuerpos MOG fueron evaluados por características clínicas, respuesta al tratamiento y resultados durante una mediana de seguimiento de 42 meses.

En total, 116 (22%) de los 535 niños resultaron positivos para anticuerpos MOG, incluidos 94 (39%) con síndromes desmielinizantes y 22 (7%) con encefalitis autoinmune.

Los anticuerpos MOG dañan la cubierta protectora (vaina de mielina) que rodea las fibras nerviosas del cerebro, los nervios ópticos y la médula espinal.

Entre los pacientes con encefalitis autoinmune, los anticuerpos MOG fueron los biomarcadores más frecuentes, lo que sugiere que las pruebas de anticuerpos MOG deben realizarse al diagnosticar niños con sospecha de encefalitis después de excluir causas infecciosas, particularmente porque estos pacientes suelen responder favorablemente al tratamiento con inmunoterapia.

Durante el seguimiento, 33 (28%) de 116 pacientes positivos para la enfermedad de anticuerpos MOG tuvieron recaídas, sin embargo, la mayoría de estos pacientes (85%) se recuperaron bien.

A pesar de los avances en las pruebas de diagnóstico para la encefalitis, hasta la mitad de los casos no tienen una causa clara. Estos hallazgos revelan que el espectro de la enfermedad de anticuerpos MOG es más amplio de lo que se pensaba anteriormente e incluye la encefalitis autoinmune, así como múltiples síndromes desmielinizantes.

¿Tienes imágenes mentales débiles? Esta puede ser la razón

En vista del amplio espectro clínico ahora asociado con la autoinmunidad MOG, el próximo desafío será identificar la estrategia terapéutica óptima para cada presentación clínica. Este objetivo está estrechamente relacionado con una mejor comprensión del papel patogénico de los anticuerpos MOG.

A la luz de estos hallazgos, explican los autores, las clasificaciones actuales y la terminología de los síndromes asociados con los anticuerpos MOG deberían actualizarse.

Referencia: Associations of paediatric demyelinating and encephalitic syndromes with myelin oligodendrocyte glycoprotein antibodies: a multicentre observational study. The Lancet Neurology, 2020. https://doi.org/10.1016/S1474-4422(19)30488-0

Más en TekCrispy