Aproximadamente un cuarto de los adultos mayores reportan dolor de espalda baja con pronóstico de empeoramiento con la edad. Los adultos mayores comúnmente tienen más dolor de espalda discapacitante que los adultos menores de 65 años.

Debido a los cambios fisiológicos esperados, el tratamiento del dolor de espalda baja puede ser especialmente difícil en los adultos mayores porque tienen más comorbilidades y un mayor riesgo de efectos adversos de los tratamientos comúnmente utilizados.

Un sistema de ejercicios físicos

Una revisión sistemática de 18 estudios de adultos mayores con dolor de espalda baja reveló que las terapias manuales, la acupuntura, la estimulación nerviosa eléctrica percutánea, la atención plena, el yoga, el ejercicio y los medicamentos no fueron clínicamente superiores a la atención habitual o a las intervenciones mínimas en cuanto a la mejora del dolor.

El estudio evaluó la viabilidad y aceptabilidad del Tai chi como una alternativa para aliviar el dolor de espalda baja en adultos mayores de 65 años.

El Tai chi es una antigua tradición china que en la actualidad se practica como una forma de ejercicio físico. Implica una serie de movimientos realizados de forma lenta y concentrada, acompañados de una respiración profunda. Se trata de un sistema de ejercicios físicos suaves y estiramientos, en el que cada postura fluye hacia la siguiente sin pausa, asegurando un movimiento corporal constante.

El Tai chi, es un tratamiento prometedor para los adultos mayores con dolor de espalda baja por múltiples razones, entre ellas figura una intervención de componentes múltiples que aborda tanto los aspectos físicos como los psicosociales del dolor.

Al menos alguna evidencia sugiere que el Tai chi puede ser efectivo para mejorar el equilibrioy la prevención de caídas, la insuficiencia cardíaca congestiva, la salud de los huesos, la osteoartritis y la depresión, condiciones que son más comunes en los adultos mayores.

Viabilidad y aceptabilidad evaluada

Dos ensayos previos encontraron que el Tai chi se asoció con menor dolor y una mejoría de la discapacidad, pero estos estudios evaluaron una muestra de adultos que no superaba los 45 años, por lo que sus resultados difícilmente puedan trasladarse a una población mayor.

A fin de abordar este vacío, un equipo de investigadores de la Universidad de Washington en Seattle realizó un estudio diseñado para evaluar la viabilidad y aceptabilidad del Tai chi en adultos mayores de 65 años.

Se estima que el 12 por ciento de los adultos mayores de 65 años sufren de dolor lumbar crónico.

Para ello, el equipo contó con la participación de 57 adultos con dolor de espalda: 28 de ellos fueron asignados al azar a 12 semanas de Tai chi seguido de un programa de Tai chi cónico de 24 semanas; 12 fueron asignados a una intervención de educación para la salud de 12 semanas y 17 fueron asignados a atención usual.

Entre los participantes de Tai Chi, el 62 por ciento asistió al menos al 70 por ciento de las clases durante el período de intervención de 12 semanas. Sorprendentemente, a las 52 semanas, el 70 por ciento de los participantes de Tai Chi informaron haber practicado la semana anterior, con una mediana de 3 días por semana y 15 minutos por sesión. Tanto la participación como la percepción de ayuda fueron significativamente menores en los otros grupos.

Sobre la base de estos resultados, los autores del estudio creen que es factible evaluar las intervenciones de Tai chi para esta afección en un ensayo a gran escala.

Referencia: T’ai Chi for Chronic Low Back Pain in Older Adults: A Feasibility Trial. The Journal of Alternative and Complementary Medicine, 2020. https://doi.org/10.1089/acm.2019.0438