En la actualidad, más de 100 millones de mujeres en todo el mundo toman píldoras anticonceptivas hormonales.

Puede que suene increíble, pero los anticonceptivos hormonales son escasos en el Reino Unido. Y aunque parezca un problema no tan importante, la escasez de anticonceptivos puede dar lugar a un aumento de los embarazos no planificados y no deseados y, consecuentemente, a una mayor solicitud de abortos y marginalidad, por lo que es digno de atención.

En un artículo publicado recientemente en The Conversation, Susan Walker, una especialista en anticoncepción, salud reproductiva y sexual en la Universidad Anglia Ruskin revela las consecuencias de esta escasez.

Anticonceptivos orales e inyectables

Las píldoras anticonceptivas orales combinadas y los anticonceptivos inyectables funcionan inhibiendo la ovulación, así los ovarios de una mujer no producen un óvulo fecundable por un espermatozoide.

Anticoncepcion Con Extractos Vegetales
Los anticonceptivos hormonales impiden la ovulación, por lo que los espermatozoides no pueden fecundar ningún óvulo.

Este método es bastante efectivo siempre y cuando se detenga la producción de los huevos. Sin embargo, los ovarios no se desactivan automáticamente al comenzar a usar estos anticonceptivos; en su lugar, este proceso puede tomar unos sietes días alcanzar los niveles hormonales lo suficientemente altos en la sangre para desactivar la ovulación. De igual forma, el efecto desaparece luego de siete días sin suministrarlo, por lo que la mujer vuelve a ser fértil una semana después de suspender el tratamiento.

Por otro lado, los anticonceptivos inyectables tienen un efecto más duradero, inhibiendo la ovulación durante 13 semanas de manera eficiente. Sin embargo, este efecto es poco confiable luego de 14 semanas.

De modo que, si una mujer no puede acceder a su píldora o inyección anticonceptiva habitual en el tiempo prudente, hay una alta probabilidad de que quede embarazada si mantiene contacto sexual. Además, en caso de encontrarla, deberá esperar unos 7 días más para poder disfrutar de sus beneficios con toda confianza.

La píldora de la progesterona

La situación es aún más difícil para mujeres que usan píldoras de progesterona, también conocidas como píldoras mini o pop, pues estas deben consumirse todos los días a la misma hora para poder evitar un embarazo.

El funcionamiento de estas es un poco diferente a los ya explicados. La progesterona afecta el moco cervical haciéndolo más espeso y bloqueando el paso de los espermatozoides desde la vagina, evitando así que el óvulo sea fertilizado. Su efecto es menos duradero, pues desaparece luego de 48 horas sin consumir la píldora, pero tarda menos en hacer efecto al reiniciarse.

¿Cuáles son las consecuencias de la escasez de píldoras?

La escasez de anticonceptivos ha afectado el número de embarazos no deseados y abortos en Reino Unido.

Walker hace mención de algunos acontecimientos pasados para explicar las consecuencias de la escasez de anticonceptivos. En 1995 ocurrió un evento llamado “susto de la píldora” en el que los medios de comunicación informaron que las mujeres que usaban píldoras anticonceptivas más nuevas tenían mayor riesgo de coágulos en la pierna y el pulmón en comparación con versiones anteriores.

Ante tal alarma, muchas mujeres suspendieron este método abruptamente y precisamente a esto se ha atribuido el aumento de embarazos no deseados así como de abortos registrados en el año siguiente.

Las tasas de concepción en Inglaterra y Gales aumentaron de 74 por cada 1,000 en 1995 a 76 por cada 1000 en 1996. Así también el Servicio Británico de Asesoramiento sobre Embarazo registró un aumento del 10 por ciento en el número de abortos realizados solo entre diciembre de 1995 y febrero de 1996.

Las cifras no mienten: la realidad es que la poca disponibilidad de anticonceptivos en el mercado puede disparar el número de embarazos y sus consecuencias negativas, aunque también la ignorancia y la limitada educación sexual.

Y aunque hay muchas razones por las que las mujeres pueden solicitar un aborto, el embarazo no deseado es una de las más comunes. Irónicamente, también es una de las más prevenibles, por lo que las autoridades deberían prestar mayor atención a este tema. La reducción de la necesidad de abortos y de los embarazos no deseados como tal puede permitir ahorrar cantidades significativas al estado en materia de salud, además de reducir las consecuencias sociales.

Referencia:

Contraceptive pill: interrupted supply is a bigger problem than it might appear. https://theconversation.com/contraceptive-pill-interrupted-supply-is-a-bigger-problem-than-it-might-appear-131413