Los informes más recientes revelan que la cifra de afectados por la epidemia de coronavirus, cuyo origen se presume surgió de un mercado de venta de animales de la ciudad de Wuhan en China, se incrementó a 636 muertes, 31.161 casos de personas infectadas confirmadas y presencia en 24 países.

Ante esta situación, entes gubernamentales, organizaciones internacionales y la comunidad científica realizan esfuerzos para controlar la propagación y entender el virus, que nunca antes se había visto en humanos, para poder implementar estrategias efectivas que minimicen y eventualmente controlen la preocupante epidemia.

Ensayos clínicos de la vacuna contra el SARS-CoV-2 podrían iniciar en abril

Huésped intermedio

Se cree que el virus proviene originalmente de los murciélagos, pero la forma que contagia a los humanos no es la misma, por lo que debe haber una especie intermediaria que sirvió de “puente” entre las especies. Identificar este host podría ser un paso importante para controlar la propagación.

Los pangolines tienen una gran demanda en países como China y Vietnam, donde su carne se considera un manjar y sus escamas se utilizan como ingrediente de remedios caseros.

Los resultados de un estudio previo sugieren que la especie intermedia que facilitó la ruta de infección en murciélagos y humanos fueron las serpientes, que se sabe en entornos silvestres se alimentan de murciélagos y se ofrecían a la venta en el ahora clausurado mercado de Wuhan, específicamente las especies krait y cobra de China.

Pero los resultados de una reciente investigación realizada por científicos de la Universidad Agrícola del Sur de China apuntan a otra especie: los pangolines, una especie de oso hormiguero que se reconoce como el único mamífero escamoso.

Secuencias genómicas idénticas

Para llegar a esa conclusión, los investigadores analizaron más de 1.000 muestras de animales salvajes y encontraron que las secuencias del genoma de los virus encontrados en pangolines son 99 por ciento idénticas a las de los pacientes con coronavirus, por lo que concluyeron que la especie es “el huésped intermedio más probable”.

La cifra de afectados por la epidemia de coronavirus se incrementó a 636 muertes, 31.161 casos de personas infectadas confirmadas y presencia en 24 países.

Los pangolines tienen una gran demanda en países como China y Vietnam, en donde su carne se considera un manjar. Adicionalmente, sus escamas se usan habitualmente en medicina tradicional y remedios caseros.

Zoonosis, el término que se hizo popular en la pandemia de coronavirus

El Fondo Mundial para la Naturaleza estima que en el periodo 2011 a 2013 entre 117.000 a 234.000 pangolines fueron cazados furtivamente, por lo que se le considera como uno de los mamíferos más traficados en Asia y África.

Especies como el pangolín se ofrecen comúnmente en mercados chinos similares al mercado mayorista de mariscos de Wuhan, a pesar de que las ocho especies de pangolín están protegidas por las leyes nacionales e internacionales por un tratado en el que más de 180 gobiernos acordaron poner fin al comercio ilegal de estos animales en 2016.

Referencia: Pangolins a potential intermediate host of novel coronavirus: study. Xinhua Net, 2020. https://bit.ly/2UxpZTm

Más en TekCrispy