Muchos lo saben, pero no nos cansaremos de repetirlo: los perros son animales extremadamente inteligentes. Pero no por ello nunca sentirán desconfianza, inseguridad o confusión ante alguna situación fuera de lo común. Sí, de manera similar a como ocurre con los humanos.

De hecho, el comportamiento de los perros es extraordinariamente flexible, y esta es una de las razones por las que han podido vivir tan cerca de los humanos, no solo en casa, sino también fuera de ella.

Sin embargo, hay ciertas cosas que nuestras peludas mascotas aún no han aprendido a procesar del entorno habitual de los humanos. Melissa Starling, investigadora postdoctoral, y Paul McGreevy, profesor de comportamiento animal y ciencias del bienestar animal de la Universidad de Sydney, han publicado un artículo en The Conversation explicando algunas cosas que solemos hacer que realmente pueden confundir a nuestros perros.

Dejarlos solos

Dogtrust App Cuidado Perros Callejeros
Los humanos con frecuencia deben dejar a sus perros solos en casa, y esto puede ser difícil de asimilar para ellos.

Los perros son, en su mayoría, muy sociales, y esto es algo que se observa desde su nacimiento. A lo largo de su vida interactúan con otros perros, personas o cualquier otra especie dispuesta a ello. Sin embargo, aunque son los mejores amigos de la humanidad, la estructura de vida habitual de las personas no necesariamente se adapte a satisfacer todas sus necesidades sociales.

Los dueños de los perros deben dejarlos solos en casa mientras van a la escuela, al trabajo o a cualquier actividad a la que no puedan llevarlos. Pero también ocurre que hay partes de la casa en las que no tienen permitido estar, incluso aunque esté la familia reunida.

Muchos perros pueden hacer la vista gorda ante estas situaciones y causar situaciones muy graciosas ingresando a las habitaciones o la cocina sin permiso, pero entendámoslos. Quizás les confunda el hecho de ser parte de la familia y no poder entrar el baño tal como los demás lo hacen.

Nuestra usual inercia ante estímulos visuales

No solo los hombres, sino los humanos en general son muy visuales. Por su parte, los perros se guían mayoritariamente por su olfato. Por ello, aunque ver la televisión sentado puede ser bastante entretenido para nosotros, para ellos es más divertido perderse en los parques y playas oliendo e investigando el mundo.

Cambiamos nuestro olor y la forma en que nos vemos

Los cambios frecuentes de olor y de imagen de los humanos pueden confundir a los perros.

Así como a veces no reconocemos a alguien después de que se maquilla y se peina, los perros pueden sentirse confundidos luego de que su dueño aparezca con un olor a perfume o vestido con ropa de invierno, totalmente diferente a como está acostumbrado a verlo y olerlo.

Los perros cambian su pelo al menos una vez al año, mientras que los humanos suelen cambiar mucho más seguido, a veces todos los días. Esto implica olores diferentes provenientes de la misma persona amada, y quizás no les es tan fácil procesarlo.

No nos gusta que nos muerdan

Cuando vemos a cachorros caninos jugar, por lo general hay mordidas y rasguños de por medio. Jugar a pelear es divertido para muchos perros, pero para convivir sanamente con los humanos deben aprender a controlar este comportamiento.

Los humanos son mucho más susceptibles a las lesiones que pueden causar estas mandíbulas que los otros perros, por lo que, en lugar de reaccionar con emoción ante una mordida, queramos castigarlos.

Usamos mucho nuestras manos

La tendencia de los humanos a usar las manos para cosas que a veces no son tan agradables para los perros puede causarles confusión.

La diferencia anatómica entre perros y humanos es garrafal. Ellos suelen mover las cosas con su mandíbula, mientras que los humanos usan por lo general sus manos. Es precisamente con ellas que les sirven la comida, pero también con ellas los sujetan para cortar sus uñas, administrar medicina, quitar garrapatas y bañarlos. No es de extrañar que algunos perros le teman a la mano humana mientras esta se aproxima hacia ellos.

Referencia:

8 things we do that really confuse our dogs. https://theconversation.com/8-things-we-do-that-really-confuse-our-dogs-122616