Los resultados de un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, muestran que novedoso análisis de sangre puede detectar cánceres recurrentes de cabeza y cuello (orofaríngeos) relacionados con el virus del papiloma humano (VPH).

El estudio prospectivo, de varios años de duración, subraya el potencial de la prueba para permitir que los pacientes con enfermedades recurrentes comiencen antes el tratamiento y evitar que los pacientes libres de enfermedad se sometan a repetidas pruebas invasivas.

Comprobando su eficacia

La prueba sanguínea desarrollada por los investigadores fue diseñada para identificar diminutos fragmentos de ADN de VPH viral modificado por el tumor, que es distinto del ADN de VPH viral nativo.

La incidencia del cáncer de cabeza y cuello relacionado con el VPH ha aumentado exponencialmente en las últimas décadas y ahora es el cáncer relacionado con el VPH de mayor prevalencia.

Para comprobar la eficacia de la prueba, los investigadores evaluaron a 115 pacientes tratados por cánceres de cabeza y cuello relacionados con el VPH, los cuales fueron monitoreados para el desarrollo de la recurrencia hasta por 3,5 años.

Los pacientes fueron examinados usando tomografías por emisión de positrones (PET) y tomografías computacionales (TC), imágenes de tórax y evaluaciones médicas. En complemento, se les hizo un análisis de sangre cada seis a nueve meses.

Inicialmente, 28 pacientes tuvieron un análisis de sangre de VPH positivo, indicando una posible recurrencia, pero sólo 15 de esos pacientes fueron diagnosticados con recurrencia basada en una biopsia.

Cuando los 28 pacientes que inicialmente recibieron un resultado positivo en la prueba se sometieron a un segundo análisis de sangre, sólo 16 resultaron positivos para el VPH. Eso indicó a los investigadores que dos análisis de sangre positivos consecutivos indicaban una recurrencia, y condujeron a un nivel de sensibilidad de la prueba del 94 por ciento.

Mientras tanto, para 87 pacientes que tuvieron pruebas de sangre de VPH negativas en todas sus sesiones de detección, ninguno desarrolló una recurrencia.

Una estrategia atractiva

Esta nueva tecnología, explican los investigadores, ofrece una forma no invasiva de monitorear con precisión a los pacientes para detectar la recurrencia del cáncer. A largo plazo, la vigilancia basada en la sangre podría ser más efectiva, y posiblemente permita una detección del cáncer más temprana.

Las cepas de alto riesgo del virus del papiloma humano (VPH) son los principales agentes causantes de los cánceres de células escamosas orofaríngeas, cervicales, vulvares, vaginales y anales.

La principal utilidad de esta prueba es que mejora la capacidad para controlar a los pacientes después de que completen el tratamiento oncológico. Actualmente, los métodos para evaluar la recurrencia del cáncer son invasivos, costosos y no siempre precisos.

Este estudio es oportuno ya que la incidencia del cáncer de cabeza y cuello relacionado con el VPH ha aumentado exponencialmente en las últimas décadas y ahora es el cáncer relacionado con el VPH de mayor prevalencia, superando al cáncer de cuello uterino.

En conjunto, estos resultados muestran que la prueba sanguínea tiene una excelente sensibilidad y especificidad para identificar a los pacientes con recidiva clínica, por lo que representa una estrategia atractiva para mejorar la eficacia de la vigilancia posterior al tratamiento para cánceres orofaríngeos asociados al VPH.

Referencia: Plasma Circulating Tumor HPV DNA for the Surveillance of Cancer Recurrence in HPV-Associated Oropharyngeal Cancer. Journal of Clinical Oncology, 2020. https://doi.org/10.1200/JCO.19.02444