De acuerdo con los analistas, la industria relojera suiza está siendo superada en lo que sería su principal producto, perdiendo la batalla contra los relojes inteligentes de Apple, la compañía de dispositivos iOS con más éxito en el mercado tecnológico.

Según Strategy Analitycs, Apple obtuvo ingresos de USD$30,7 millones de ventas gracias a sus Apple Watch en todo el mundo durante el año pasado, 10 millones más de las que obtuvieron las marcas suizas.

“Apple Watch ofrece un mejor producto a través de canales minoristas más profundos, y atrae a los consumidores más jóvenes que desean cada vez más la pulsera digital. Se está con cerrando la ventana para que las marcas de relojes suizos tengan un impacto en los relojes inteligentes. Puede que se acabe el tiempo par al Swatch, Tissot, TAG Heuer, y otros”, agregó el analista senior de Strategy Analitycs.

La compañía de la manzana se ha convertido en la competencia directa de las marcas suizas de relojes

Todo comenzó en 2014 cuando Tim Cook, CEO de Apple, lanzó el primer smartwatch de la marca, desde entonces han surgido cualquier cantidad de modelos y variantes de este dispositivo wearable, llegando incluso a ser de utilidad para diferentes aspectos pero principalmente para el ámbito de la salud con aplicaciones interesantes como aquellas que detectan el porcentaje de apnea del sueño.

Los analistas señalan que en 2019 el Apple Watch superó todos los esquemas de la industria relojera, dejando casi en el sótano a los relojes suizos. Mientras que Apple Watch incrementó sus envíos a un 36% de 22.5 millones en 2018, las ventas de los relojes suizos disminuyeron en 13%.

Fossil

Se afirma que los consumidores optan por la comprar  los Apple Watch, dejando a un lado las grandes marcas de relojes suizos como Swatch, Louis Vuitton, Rolex, Tissot y TAG Heuer. En 2018, un estudio realizado por Cardiogram determinó que el Apple Watch puede ser de gran utilidad en el diagnóstico de la hipertensión, diagnosticando apnea del sueño con una efectividad del 90%, y la hipertensión, con un 82% de efectividad.

“Los fabricantes de relojes suizos tradicionales, como Swatch y Tissot, están perdiendo la guerra de los relojes inteligentes “, aseguró Steven Waltzer, analista senior de Strategy Analitycs.

Neil Mawston, director ejecutivo de Strategy Analitycs, comentó que los relojes de pulseras analógicos continúan siendo populares entre los consumidores de más edad, pero el mercado juvenil prefiere los relojes inteligentes y la pulsera computarizada.