El resultado de una pelea estelar: un entorno de gas complejo y sorprendente que rodea el HD101584 binario. Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO).

Tal como ocurre con los humanos, las estrellas sufren cambios con la edad hasta que finalmente mueren. El proceso es bastante dramático: las estrellas queman todo el hidrógeno en su núcleo, luego de lo cual se hinchan hasta convertirse en una gran y brillante estrella gigante roja que finalmente irá perdiendo sus capas externas, dejado atrás su núcleo. El resultado es una estrella caliente y densa a la que se conoce como enana blanca.

Las observaciones con Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) combinadas con datos del Experimento Atacama Pathfinder operado por el European Southern Observatory permitieron que un equipo de investigadores liderado por Hans Olofsson, de la Universidad Tecnológica de Chalmers, Suecia, identificaran este proceso en plena pelea de dos estrellas. Su estudio fue publicado en Astronomy & Astrophysics.

La huella de una pelea estelar

Los astrónomos descubrieron una nube de gas peculiar que resultó de una confrontación entre dos estrellas en el sistema de doble estrella HD101584. Como explicamos anteriormente, el proceso de envejecimiento implica un aumento de tamaño de las estrellas.

En este caso, una de ellas había crecido tanto que envolvió a la otra, y en respuesta, esta giró en espiral hacia su compañera, pero no chocó con ella. En cambio, este movimiento causó que esta se desprendiera de sus capas externas, dejando así su núcleo expuesto. Esto fue observado como chorros de gas que explotaron a través del material de las capas, formando anillos de gas y brillantes manchas azuladas y rojizas que se ven en la nebulosa captada por ALMA.

“El sistema estelar HD101584 es especial en el sentido de que este ‘proceso de muerte’ se terminó prematura y dramáticamente cuando una estrella compañera cercana de baja masa fue engullida por el gigante”, comentó Olofsson, autor del estudio reciente que indagó en dicha observación.

El equipo ha explicado que la estructura del gas en la nebulosa HD101584 se debe al movimiento en espiral que ejerció la estrella más pequeña hacia su contrincante, así como también a los chorros de gas que se formaron en este proceso.

La confrontación estelar permite aprender más sobre las estrellas

Los autores señalan que, a pesar de representar la muerte de una estrella, esta pelea estelar tiene un aspecto positivo digno de resaltar: la posibilidad de proveer mayor información a los astrónomos sobre este tema para comprender mejor la evolución final de estrellas como el Sol, sobre el cual aún hay mucho misterio.

“Actualmente, podemos describir los procesos de muerte comunes a muchas estrellas similares al Sol, pero no podemos explicar por qué o exactamente cómo suceden”, , dice la coautora Sofia Ramstedt de la Universidad de Uppsala, Suecia.

“HD101584 nos da pistas importantes para resolver este rompecabezas, ya que actualmente se encuentra en una breve fase de transición entre estudios evolutivos mejor estudiados con imágenes detalladas del entorno de HD101584 podemos hacer la conexión entre la estrella gigante que era antes y el remanente estelar en el que pronto se convertirá”.

Y en efecto, esta imagen deslumbrante del entorno de HD101584 no hubiera podido ser apreciada sin la resolución angular y la sensibilidad del telescopio ALMA, sobre el cual hay muchas expectativas de obtener más información sobre “el corazón del objeto”, como se ha referido Olofsson.

Referencia:

ALMA catches beautiful outcome of stellar fight. https://www.eurekalert.org/pub_releases/2020-02/e-acb020320.php