Algunos ciudadanos preocupados por la propagación de la epidemia de coronavirus han decidido usar máscaras quirúrgicas como una forma de prevención.

El coronavirus de Wuhan sigue dando de qué hablar casi dos meses después de la detección de los primeros casos. Como explicamos en un artículo previo, aún no hay un tratamiento para contrarrestarlo, y por el momento se han estado suministrando antirretrovirales a los pacientes infectados.

Sin embargo, a través de las redes sociales y diferentes páginas en Internet se ha empezado a difundir mucha información sobre posibles tratamientos basados en remedios caseros y tradicionales.

Por ejemplo, en un inicio se afirmó que un líquido hecho con madreselva y plantas con flores utilizada en la medicina tradicional podía inhibir al virus. Al difundirse esta información, hubo compras frenéticas en toda China, las cuales se vieron calmadas luego de que las autoridades advirtieran a la población sobre los posibles efectos secundarios de este brebaje.

En India también se ha promocionado la homeopatía antigua y los remedios ayurvédicos para tratar la infección con el virus, pero los médicos aún recomiendan que los pacientes acudan a un hospital.

Y conforme los médicos luchan por contener la propagación del coronavirus, ha surgido la posibilidad de que una mezcla de medicamentos antirretrovirales y contra la gripe sirva como una potente defensa contra este patógeno. Aún no se ha determinado que estos sean realmente efectivos, y los expertos advierten que dar con un tratamiento exitoso puede tomar años, sin embargo, hay mucha esperanza puesta en esta opción.

Antirretrovirales para la gripe y el VIH

La mezcla de antirretrovirales incluye medicamentos recetados para la gripe y la para el virus de inmunodeficiencia humana. A los pacientes diagnosticados con gripe común se les suele recetar un medicamento antiviral conocido como Tamiflu, pero esta es “muy diferente del coronavirus chino”, dijo Sylvie van der Werf en el Instituto Pasteur con sede en París.

Sin embargo, hace un par de semanas los médicos chinos confirmaron que habían estado suministrado medicamentos contra el VIH a pacientes infectados con 2019-nCoV en Beijing. Esta idea surgió de un estudio realizado en 2004 mientras se desarrollaba el brote del Síndrome Respiratorio Agudo Severo, o SARS, momento en el cual se obtuvieron resultados “favorables”.

Según indican, el uso conjunto de lopinavir y ritonavir disminuyeron la cantidad de células del VIH en la sangre de un paciente, impidiendo así que el virus pudiera reproducirse y atacar el sistema inmunitario.

Esta mezcla también se ha combinado con otro medicamento especificado contra la gripe llamado oseltamivir a fin de detener el coronavirus de su fuerza. En Tailandia, un paciente chino de 71 años devolvió la prueba negativa 48 horas después de haber recibido los tres medicamentos. Sin embargo, se han advertido de posibles efectos secundarios o reacción con medicamentos preexistentes.

¿Funciona realmente la mezcla de antirretrovirales?

Las medicinas tradicionales chinas han sido promocionadas como tratamiento para el coronavirus, aunque su eficacia no ha sido comprobada.

La respuesta a esta pregunta aún es bastante ambigua. El estudio realizado en 2004 mostró que los antirretrovirales utilizados en pacientes con SARS aportaban “beneficios clínicos sustanciales”, según indican los expertos en China.

Sin embargo, los resultados de los ensayos recientes publicados en la revista médica The Lancet este 24 de enero revelaron que existen “limitaciones”. Los investigadores no pudieron obtener muestras completas del tracto respiratorio inferior de los pacientes, lugar que se cree es el objetivo del 2019-nCoV. Además, el estudio solo incluyó 41 pacientes.

“Se necesitan más estudios en pacientes ambulatorios, atención primaria o entornos comunitarios para obtener una imagen completa”, escribieron los autores.

Pero pese al potencial de estos medicamentos, el mejor enfoque para el público en general es tratar de mantenerse saludable para que su sistema inmunitario pueda ofrecer una respuesta sólida a la amenaza del virus, según palabras del ministro de salud de Singapur, Gam Kim Yong.

Referencia:

HIV drugs touted as weapon in war on coronavirus. https://www.france24.com/en/20200204-hiv-drugs-touted-as-weapon-in-war-on-coronavirus