Conocida como la vitamina del sol, la vitamina D es un compuesto producido por el cuerpo como respuesta a la exposición de la piel a la luz solar. Pero a pesar de ello, esta ha sido identificada como un nutriente esencial para la salud de los huesos, ya que su presencia permite la absorción de calcio.

Siendo una de las vitaminas más importantes para la buena salud de los seres humanos, dedicaremos los siguientes párrafos a explicar dónde conseguirla, sus beneficios y los efectos nocivos que causan los bajos niveles en el organismo

Deficiencia de vitamina D reduce la supervivencia de pacientes con mieloma múltiple

¿Dónde podemos encontrar la vitamina D?

Como ya mencionamos, la vitamina D puede producirse dentro de nuestro cuerpo ante la exposición a la luz solar. Sin embargo, la exposición prolongada al sol puede tener efectos nocivos como el envejecimiento y el cáncer de piel, por lo que deben considerarse otras fuentes como los alimentos y los suplementos.

Salmón, Cocido, Los Alimentos, Peces, Hierbas
Los pescados grasos como el salmón y el atún son excelentes fuentes de vitamina D.

De modo que además de la luz solar, la vitamina D también podemos adquirirla de fuentes externas naturales como alimentos de origen animal en su mayoría, aunque en general son muy pocos.

Los pescados grasos como el salmón, el atún y la caballa figuran entre las principales fuentes de vitamina D, seguidos por el hígado de vaca, el queso y la yema de huevo. Además, según indica Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), casi todo el suministro de leche de los Estados Unidos está fortificado con 400 UI de vitamina D por litro, así como otras alternativas de leche de origen vegetal, como la leche de soja, leche de almendras y la leche de avena.

También se ha hablado de que ciertos cereales consumidos generalmente en el desayuno y algunas marcas de jugos de naranja yogures, margarinas y bebidas a base de soja contienen vitamina D agregada, aunque esto debe ir especificado en la etiqueta del producto.

NIH también menciona que ciertos tipos de hongos que se encuentran ahora en los mercados pueden proporcionar vitamina D al exponerlos a la luz ultravioleta.

¿Cuáles son los beneficios de consumir vitamina D?

De manera muy general, la vitamina D favorece huesos y dientes sanos gracias a sus interacciones con el calcio, pero además fortalece el sistema inmunitario, el sistema nervioso y las funciones cerebrales.

La Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (AAAAI) también ha encontrado un efecto protector contra las alergias en niveles adecuados de vitamina D en niños. Los niños que viven más cerca del ecuador tienen tasas más bajas de ingreso al hospital por alergias, y también son menos propensos a tener alergia al maní.

Esta teoría es apoyada por otro estudio realizado por australianos, en el que observaron que los niños que comenzaron a comer huevos, una fuente de vitamina D, después de los seis meses, eran más propensos a desarrollar alergias alimentarias en comparación con aquellos que comenzaron a consumirlos entre los cuatro y seis meses de edad.

También parece tener un efecto protector contra enfermedades crónicas como la diabetes tipo I y tipo II al regular los niveles de insulina. Además, una revisión publicada en 2018 reveló que varios estudios habían encontrado un efecto protector de la vitamina D contra el virus de la influenza, aunque también hubo evidencia contradictoria.

La vitamina D puede aumentar los efectos antiinflamatorios de los glucocorticoides, siendo un objetivo farmacéutico con potencial como terapia de apoyo para personas con asma y resistentes a los esteroides.

¿Cuáles son los riesgos asociados al déficit de vitamina D?

Dada su importancia para la absorción del calcio en los humanos, un elemento esencial para los huesos, la deficiencia de vitamina D se ha relacionado directamente con enfermedades como la osteoporosis o el raquitismo.

La osteoporosis es una enfermedad progresiva en la que los huesos se vuelven más porosos y frágiles, y puede ser causada por la falta de vitamina D.

El raquitismo es una afección grave en la que el tejido óseo no se mineraliza de manera adecuada, dando lugar al ablandamiento de los huesos y deformidades en el esqueleto. Puede ocurrir en los bebés y niños afroamericanos con niveles bajo de vitamina D.

NIH también menciona un posible efecto negativo de los niveles bajos de vitamina D con el riesgo de cáncer de colon, de próstata y de seno. Sin embargo, en cuanto a esto la evidencia aún es muy escasa y contradictoria, pues también se han relacionado los niveles elevados de este nutriente con una mayor incidencia de cáncer de páncreas.

Señales de deficiencia de vitamina D baja en nuestro organismo

Existen algunos factores de riesgo que hacen a ciertas personas propensas a presentar bajos niveles de vitamina D en su organismo. Entre ellos, tener la piel oscura, haber llegado a la vez, tener sobrepeso u obesidad, vivir lejos de la línea del ecuador, lo cual implica poca exposición a la luz del sol durante todo el año y, por supuesto, un bajo consumo de pescado o lácteos.

Una vez conocidos los riesgos y los factores que aumentan la probabilidad de padecer deficiencia de vitamina D en el organismo, procederemos a explicar algunas de los signos y síntomas más frecuentes:

1. Adquirir infecciones con frecuencia

Como ya explicamos, la vitamina D puede mantener el sistema inmunológico fuerte pues interactúa con las células responsables de combatir virus, bacterias y otros patógenos. Si un individuo suele enfermarse, principalmente con resfriados e infecciones en el sistema respiratorio, es probable que sus niveles de vitamina D estén mermando.

2. Experimentar fatiga y cansancio con frecuencia

Si bien las jornadas muy ajetreadas pueden hacer que nos sintamos fatigados, hay puntos que sobrepasan lo aceptable en lo referente a salud. Los niveles muy bajos de vitamina D pueden hacerse evidentes en una fatiga severa, que puede tener repercusiones en la calidad de vida.

Tal es el caso de una mujer que se quejaba de fatiga crónica durante el día y dolores de cabeza, y se descubrió que tenía un nivel de vitamina D en la sangre de solo 5.9 ng/ml, un valor extremadamente bajo considerando el límite de 20 ng/ml.

3. Dolor de huesos y espalda

Teniendo una relación directa con la absorción de calcio, es de esperar que los dolores en los huesos y el dolor lumbar sean signos de niveles bajos de vitamina D en la sangre. Además, varios estudios observacionales realizados han encontrado evidencia de un vínculo entre la deficiencia de vitamina D el dolor lumbar crónico.

4. Deterioro de las heridas

Si las heridas tardan en sanar, también es probable que los niveles de vitamina D sean demasiado bajos. Un estudio de probeta sugirió que esta aumenta la producción de compuestos que son cruciales para formar nueva piel como parte del proceso de curación de heridas.

Además, una investigación que involucró a personas que se sometieron a cirugía dental descubrió que ciertos aspectos de la curación posterior dependían íntimamente de los niveles de vitamina D.

La deficiencia de vitamina D en nuestro organismo puede observarse en adultos mayores que presentan deterioro cognitivo, niños que padecen asma severa, además de haber sido relacionada con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Por último es necesario acotar que, aunque los suplementos son una buena opción para equilibrar nuestros niveles de vitamina D bajo prescripción médica, dosis prudentes de luz solar y una dieta que incluya alimentos ricos en este nutriente son la mejor opción para mantenernos saludables.

Referencias:

What are the health benefits of vitamin D? https://www.medicalnewstoday.com/articles/161618.php#benefits

Vitamina D. https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-DatosEnEspanol/#h8

8 Signs and Symptoms of Vitamin D Deficiency. https://www.healthline.com/nutrition/vitamin-d-deficiency-symptoms

Vitamina D. https://medlineplus.gov/spanish/vitamind.html

Más en TekCrispy