Los estudiantes pasan una cantidad significativa de su tiempo en la escuela, lo que hace de los planteles académicos un contexto que tiene el potencial de darle forma al curso del desarrollo de la juventud.

La escuela secundaria es un entorno en el que los adolescentes forman su identidad personal y social, desarrollan relaciones significativas y aprenden habilidades esenciales para alcanzar metas futuras y tomar decisiones importantes en la vida.

La contaminación del aire en las escuelas puede ser tres veces mayor a la usual

Recopilando respuestas

Dado el impacto del tiempo escolar en el desarrollo de los jóvenes, las experiencias escolares de los estudiantes son importantes. En particular, los sentimientos que los estudiantes experimentan durante su tiempo en los planteles influyen en su motivación, bienestar y logros.

Estudios recientes sugieren que los sentimientos negativos son frecuentes entre los estudiantes de secundaria, pero no se sabe exactamente qué sentimientos y con qué frecuencia los experimentan, ya que la mayoría de estos estudios tienen un alcance limitado.

Los investigadores encontraron que el 75 por ciento de los estudiantes tenía sentimientos negativos relacionados con la escuela.

A fin de abordar esa brecha, un equipo de investigadores de la Universidad de Yale realizó una encuesta nacional en la que participaron más de 21.600 estudiantes de secundaria, de diferentes distritos escolares urbanos, suburbanos y rurales, tanto en escuelas públicas como privadas.

El análisis de las respuestas recopiladas reveló que el 75 por ciento de los estudiantes tenía sentimientos negativos relacionados con la escuela. Los investigadores encontraron que todos los grupos demográficos informaron sentimientos negativos acerca de la escuela, siendo las hembras ligeramente más negativas que los varones.

En la encuesta en línea se le pidió a los estudiantes que “pensaran en la gama de sentimientos positivos y negativos que tienen en la escuela” y que dieran respuestas en tres cuadros de texto abiertos.

Resultados relevantes

La encuesta también les pedía que calificaran en una escala de 0 (nunca) a 100 (siempre) la frecuencia con la que sentían varias emociones diferentes: feliz, orgulloso, alegre, animado, triste, loco, miserable, asustado, estresado y aburrido.

La respuesta más común de los estudiantes fue sentirse cansados (58%). Las siguientes emociones más reportadas, todas por debajo del 50 por ciento, fueron: estrés, aburrimiento, calma y felicidad. La calificación por escala (segunda parte de la encuesta) respaldó los hallazgos, siendo el estrés (79,83%) y el aburrimiento (69,51%) los sentimientos más reportados.

Al ser una sensación de agotamiento y de poca energía, el aburrimiento es en muchos sentidos similar al cansancio.

Estos resultados son relevante porque otros estudios no suelen incluir la sensación de cansancio en sus medidas y, por consiguiente, pasan por alto la frecuencia con la que se da entre los estudiantes.

Los investigadores indican que muchos de los sentimientos negativos pueden interrelacionarse con el cansancio. Por ejemplo, al ser una sensación de agotamiento y de poca energía, el aburrimiento es en muchos sentidos similar al cansancio.

Recientemente, la atención pública se ha centrado en los horarios de inicio temprano de las escuelas secundarias y en cómo esto contribuye a la privación del sueño entre los estudiantes.

En el año 2006 la Fundación Nacional del Sueño llegó a la conclusión de que más del 87 por ciento de los estudiantes de secundaria de los Estados Unidos obtienen mucho menos de las 8 a 10 horas de sueño recomendadas, y que la cantidad de tiempo de sueño ha disminuido en los últimos años en general.

El coronavirus ha aumentado el consumo de alcohol entre estudiantes universitarios

Dado que la privación crónica de sueño y el consiguiente cansancio son perjudiciales para muchos aspectos relevantes del desarrollo óptimo de los jóvenes, incluyendo el aprendizaje, así como la regulación de las emociones y la salud mental y física, este hallazgo parece muy relevante.

Los autores señalan que podría ser una buena idea incluir la sensación de estar cansado entre las medidas sobre las emociones académicas en futuros estudios y que sea tomada en cuenta por los encargados de definir las pautas escolares.

Referencia: High school students’ feelings: Discoveries from a large national survey and an experience sampling study. Learning and Instruction, 2020. https://doi.org/10.1016/j.learninstruc.2019.101301

Más en TekCrispy