En un mundo donde los asistentes virtuales vienen ganando terreno, Google no se queda atrás y presenta Meena, su nuevo chatbot que “puede conversar sobre … cualquier cosa”, y llega para competir con Alexa y Siri.

Actualmente, tanto el asistente virtual de Amazon como el de Apple se encuentran liderando el mercado, sin embargo, en esta área Google se encuentra un poco desplazada, pues muy a pesar de sus intentos por adentrarse en este mundo con la llegada de su asistente, es ahora cuando podría tener una gran ventaja sobre el resto.

Meena, el chatbot de Google

De acuerdo con la fuente, Meena es un modelo de red neuronal entrenada de extremo a extremo que Google nutrió durante 30 días usando 2,048 unidades de procesamiento de tensor, el chip específico de IA dedicado de Google, con más de 340 GB de texto, es decir, casi 40 mil millones de palabras.

Adicionalmente, la fuente menciona que esta capacidad de procesamiento le ha otorgado a Meena la capacidad de entender el contexto de una conversación, a un punto de poder emitir una respuesta coherente.

¿Qué tan coherente es Meena?

Para evaluar el comportamiento ofrecido por Meena, Google desarrolló una nueva métrica llamada ‘Sensibilidad y especificidad promedio’ o SSA que le permite a la compañía de Mountain View medir si la respuesta de un bot es sensata, es decir, apropiada más semejante a una respuesta de un humano y si esta respuesta es específica.

Por ejemplo, ante una conversación como esta donde el humano menciona que: “¡Realmente amo las películas de espías!“, si el bot respondiera: “asombroso. ¡Dime más!” estaríamos ante una respuesta sensata, pero no es específica.

Sin embargo, ante esta exclamación Meena podría contestar: “asombroso. Me gustan todas las películas de espías de Misión Imposible. ¿Cuál es tu favorito?“, una respuesta más específica y adecuada.

Meena supera al resto 

De acuerdo con las pruebas de Google, Meena ofreció resultados más próximos a los emitidos por los humanos –ya que el SSA puede evaluar a los humanos– que es de 86%, y es que esta red neuronal de extremo a extremo consiguió un nivel más cercano al humano con un 79% de SSA, mientras que Mitsuku y Cleverbot obtuvieron un 56%, DialoGPT 48% y XiaoIce 31%.

Aunque Meena ya se encuentra funcionando, hasta el momento Google mantiene este chatbot como una versión de prueba por lo que faltará mucho para ver a Meena en funcionamiento de manera abierta.