Para nadie es un secreto que existen compañías dedicadas a hacer robocalls, que son llamadas automáticas realizadas con el fin de vender algún producto e incluso con fines ilegales, sin embargo, aunque muchas veces buscan a los responsables de este proceso, entes gubernamentales de Estados Unidos señalan que en realidad estas prácticas son responsabilidad de las compañías de telefonía.

Después que una investigación revelara que las compañías estaban detrás de las lamadas automáticas, el Departamento de Justicia de Estados Unidos señaló que las compañías de telecomunicaciones deberían tomar responsabilidad por permitir que las robocalls se realicen desde sus líneas telefónicas.

Las llamadas por spam se realizan mediante robocallers, es decir llamadas automáticas pregrabadas. Generalmente, estas grabaciones son de operadoras vendiendo algún producto o pidiéndonos que cambiemos el plan de nuestro Smartphone.

De acuerdo con la fuente, las compañías fraudulentas TollFreeDeals.com, SIP Retail y sus propietarios, Nicholas Palumbo y Natasha Palumbo en Scottsdale, Arizona; y Global Voicecom Inc., Global Telecommunication Services Inc., KAT Telecom Inc. y el propietario Jon Kahen de Great Neck, Nueva York, fueron identificadas por el Departamento de Justicia por permitir realizar las llamadas automáticas, dicha investigación también logró identificar a dos grupos encargados de hacer estas llamadas desde India y Estados Unidos.

Google Fi permitirá llamar vía WiFi y bloquear llamadas de spam

Actualmente el Departamento de Justicia solicita una orden para detener la transmisión de las llamadas a través de los robocallers:

Las compañías de telecomunicaciones actúan como puertas de enlace para los robocallers, utilizando llamadas de voz sobre IP para pasar las llamadas fraudulentas a la red de telecomunicaciones de EE.UU.

El medio señala que el modus operandi de estas personas malintencionadas es acceder a los números telefónicos de los usuarios o incluso falsificarlos para realizar llamadas desde la red con el fin de estafar a los usuarios de Estados Unidos diciéndoles que han sido multados y deben pagar, por ejemplo.

En el 2018, un estudió reveló que en Estados Unidos se realizaron 48 mil millones de llamadas automáticas, mientras que en 2019 el gobierno estableció nuevas medidas para intentar detener estos ataques fraudulentos, una de las medidas fue permitir a las telefónicas el bloqueo de las robocallers.

Más en TekCrispy