Meses atrás hablamos de un estudio que corroboraba que los olores, específicamente los desagradables, son muy difíciles de olvidar. Pues bien, con los buenos olores ocurre algo similar: estos pueden ayudar en el aprendizaje.

Esto funciona mejor si se combina con el sueño. Un estudio previo realizado a nivel de laboratorio demostró que el efecto de apoyo de los olores en el aprendizaje, incluso durante el sueño, es positivo.

Ahora un equipo de investigadores Centro médico, el Instituto de Friburgo de Áreas Fronterizas de Psicología y Salud Mental (IGPP) y la Facultad de Biología de la Universidad de Friburgo logró demostrar que estos beneficios también se pueden obtener fuera de laboratorio.

Según los hallazgos publicados en la revista Scientific Reports, por medio del aroma, los estudiantes en una escuela aprendieron vocabulario en inglés tanto mientras se lo enseñaban como por la noche, pero lo recordaron mejor con un aroma.

Mejores resultados aprendiendo con aroma

Diario, Teléfono Móvil, Tabla, Flores, Café, Decoración
Colocar aromas en la mesa donde se estudia y donde se presentan las pruebas puede arrojar mejores resultados en el aprendizaje.

Los investigadores reunieron a 54 estudiantes de dos clases de sexto grado de una escuela ubicada en el sur de Alemania. Al grupo de prueba se les pidió que colocaran varitas de incienso con aroma a rosas en sus escritorios en casa mientras aprendían palabras en inglés y en la mesita de noche junto a la cama por la noche.

En otro experimento, los participantes también debieron colocar las varitas de incienso en su mesa en la escuela mientras respondía una prueba de vocabulario en inglés. Los resultados de estos fueron comparados con las del grupo de prueba.

“Los estudiantes mostraron un aumento significativo en el éxito del aprendizaje en aproximadamente un 30 por ciento si se usaban varitas de incienso durante las fases de aprendizaje y de sueño”, asegura la maestra y primera autora Franziska Neumann. Pero además, se observó que el uso adicional de las varitas de incienso durante la prueba de vocabulario puede favorecer la memoria.

Los aromas funcionan incluso durante el sueño

Los investigadores también constataron que la fragancia también funciona si se deja presente durante toda la noche. “Esto hace que los hallazgos sean adecuados para el uso diario”, señaló el líder del estudio PD, Dr. Jürgen Kornmeier, jefe del Grupo de Investigación de Percepción y Cognición del IGPP con sede en Friburgo y científico. en el Departamento de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad de Friburgo.

“Nuestro estudio muestra que podemos facilitar el aprendizaje durante el sueño. Y quién hubiera pensado que nuestra nariz podría ayudar considerablemente en esto”, añadió el especialista. Así que la conclusión es muy clara: además de nuestra visión y sentido del tacto, el olfato también es un gran aliado a la hora de aprender.

Referencia:

How odor cues help to optimize learning during sleep in a real life-setting. https://www.nature.com/articles/s41598-020-57613-7