En la actualidad, el iPad se trata de uno de los equipos más icónicos de Apple junto con los iPhone y las computadoras Mac. Sin embargo, es importante recordar que, este último elemento fue uno de los más recientes y exitosos en llegar al mercado en los últimos años.

El día de hoy se cumplen 10 años desde la primera presentación al mundo de este dispositivo. Con el paso del tiempo, el mismo se ha ido perfeccionando, y tanto sus funcionalidades como su popularidad no han sabido sino aumentar.

Ahora, mucho de esto ha llevado al mundo a preguntarse por qué equipos tan completos como estos no ha reemplazado ya a tecnologías “más antiguas” como las laptops que aún requieren de teclados y mouse para funcionar en lugar de tener simples comandos táctiles.

La respuesta a esa pregunta ha estado justo ante nosotros desde el principio. No obstante, es necesario recordar los inicios de estos reconocidos dispositivos para poder llegar a la misma.

Hace 10 años nació una nueva categoría en la tecnología

Como lo hemos dicho, 10 años atrás se dio por primera vez la presentación de esta iniciativa al mundo. Aunque no se trató de la primera incursión de Apple en el mundo de las tabletas –teniendo el no tan popular asistente de mensajería Newton de los 80 ese logro–, esta definitivamente se convirtió en el intento vencedor.

El iPad se trató del último gran proyecto que Steve Jobs se encargó de dirigir y presentar personalmente. Por lo que, además de su impacto por su funcionalidad, también existe una carga emocional a través de esta línea. Ya que, se la puede ver como uno de los últimos legados que nos dejó una de las mentes más creativas y visionarias de las últimas décadas.

Durante la presentación del iPad, el propio Steve se dio a la tarea de hacer ver a estos equipos como la nueva tercera categoría: una entre los teléfonos y las laptops. Con ella, los usuarios podrían tener la comodidad del sistema operativo táctil de un móvil más la funcionalidad de una laptop.

Lo que fue el primer iPad

En un principio, muchos críticos vaticinaron que esta creación sería un completo fracaso ya que solo se trataba de “un iPhone más grande. Sin embargo, sus comentarios rápidamente se vieron refutados por la gran popularidad que obtuvieron estas tablets.

Para finales del 2010, Apple había vendido más de 35 millones de unidades de las mismas, en el 2013 tuvieron su pico más alto al vender más de 70 millones de iPad. Hasta la fecha, el número total ha sido de 350 millones de unidades, una cantidad para nada despreciable.

Si miramos al pasado, el claro que la primera versión del iPad no eran tan completa como la que tenemos ahora. No obstante, para el 2010 no había nada como ella en el mercado y su popularidad pavimentó el camino para que otras empresas comenzaran a intentar desarrollarse en esta recién inaugurada línea de productos. No obstante, el equipo más destacado en esta categoría, a pesar del tiempo, sigue siendo el iPad.

El iPad: campeón indiscutible

Luego de que Apple hiciera este gran anuncio en el 2010, otras empresas no tardaron en liberar sus propios prototipos de tabletas, viendo que el público estaba más que abierto a adquirir estos híbridos que permitían tener lo mejor de cada mundo, del de los teléfonos y del de las laptops y PCs.

Empresas como Microsoft, Samsung y Amazon, solo por nombrar algunas han sacado sus propias interpretaciones de lo que debería ser una Tablet. Siendo en la actualidad, Amazon la que ha llegado más cerca en cuanto a competitividad con Apple.

No obstante, ello solo ha sido por los asequibles precios de sus equipos y no necesariamente por la calidad o el buen desempeño que estos pueden ofrecer. Por otro lado, Microsoft se ha destacado en este nicho de mercado a través de las conocidas Surface.

Pero, no lo ha hecho como una competencia directa, sino ofreciendo funcionalidades que, hasta hace poco, los iPad no cumplían. Estas eran la capacidad del equipo de actuar por completo como una laptop táctil.

Safari se renueva en la versión macOS Big Sur de Apple

No obstante, en las últimas entregas de iPad, se ha visto que este cada vez más se está decantando también por esta tendencia. Ya que, parece que el público está buscando en las tablets una alternativa de trabajo y uso más eficiente y amigable que las actuales laptops.

Una década más tarde, la evolución continúa

Tal como lo hemos dicho, este equipo se ha arreglado por 10 años para mantenerse siempre a la cabeza del mercado. Ello lo ha logrado a través de un constante proceso evolutivo que requiere innovación continua de sus funciones y capacidades.

Las adiciones más recientes, después de la capacidad de ser conectados a equipos externos como memorias de almacenamiento y teclados han sido los lápices táctiles Stylus de la empresa que le han dado toda una nueva capa de funcionalidades al equipo.

Asimismo, la esperada llegada de un sistema operativo totalmente dedicado al iPad como lo es el iPadOS también ha abierto nuevas puertas. Con este cambio, Apple ha pretendido cada vez más acercar su diseño a lo que debería ser una nueva evolución para las computadoras, casi un obvio sucesor.

Pero, ¿por qué no ha sustituido aún a las computadoras tradicionales?

La verdad es que, en la actualidad, tablets y PCs continúan conviviendo entre sí como dos entes separados, o por lo menos, ello es lo común. Ya que, por ejemplo, a pesar de sus esfuerzos con el iPad, Apple tampoco ha dejado de lado las Mac y continúa trayendo innovaciones a esta área también.

En muchos casos el uso de un equipo u otro, además de tener que ver con las funcionalidades que ofrece cada uno, también tienen que ver con la costumbre de la persona y la forma que tiene de manejarse con la tecnología. Ello debido a que, en caso de las generaciones más antiguas, puede ser más cómodo recurrir a medios ya conocidos como el teclado y el mouse, así como a sistemas operativos más tradicionales como el de Windows para realizar sus tareas, ya que se trata de un terrenos más conocido.

Ahora, las generaciones más jóvenes tienen una clara preferencia por el uso de pantallas táctiles sobre cualquier otro medio. Un ejemplo claro de ello se ve en las escuelas en las que se han adoptado las tablets como una herramienta más de aprendizaje. En su momento, el iPad fue protagonista en esta área, pero su altos precios hicieron que los centros educativos se decantaran por alternativas más económicas.

Aun así, las nuevas generaciones, de tener la oportunidad, siguen viendo al iPad como el estándar de más alta calidad en cuanto a tablets. Y, ahora, con las mejoras que ha venido recibiendo, es cada vez más fácil ver su potencial de uso como un equipo de trabajo o estudio fijo, tal como lo han sido por años ya las computadoras.

No estamos haciendo la pregunta correcta

Esto nos lleva a pesar que, en realidad, la sustitución de un equipo por otro ya ha ocurrido, pero no lo hemos notado. Es muy poco probable que las generaciones más viejas opten por cambiar sus costumbres y mudarse por completo a estos nuevos modelos –siempre habrá alguno que prefiera el estilo más tradicional.

Por el contrario, las nuevas generaciones están cada vez más dispuestas a hacer el cambio, si es que no lo han hecho ya. Debido a esto, es claro que, con el paso del tiempo el iPad, si se mantiene a la cabeza como lo ha hecho, será cada vez más visto como el claro sucesor a las PCs.

Pero ello solo sucederá a medida que lleguen nuevas generaciones más propensas a usar este tipo de equipos que los más antiguos. Al final, solo el tiempo nos dirá la dirección que tomarán estos equipos, pero, por los vientos que soplan, podríamos ver otro gran avance de los mismos dentro de esta próxima década que recién inicia.

Más en TekCrispy