Además de ser una poderosa herramienta de marketing, Instagram se ha convertido en una enorme base de imágenes y videos personales. La plataforma pasó de ser una central de fotografía profesional y aficionada, para convertirse en un álbum de fotos y videos gigantesco. Por ello, la información que tenemos en nuestras cuentas resulta un verdadero tesoro para cada uno, que valdría la pena tener respaldados en nuestros equipos a fin de estar prevenidos ante cualquier inconveniente con el servicio. Por ello, te presentaremos una serie de pasos que te permitirán obtener todo tu contenido en un archivo.

Si eres un usuario frecuente de Instagram, esta opción te será muy útil para no perder ninguna de las fotos o videos que hayas cargado, en caso de cualquier problema con tu cuenta o la plataforma.

Descarga tu contenido de Instagram

Si revisas tu cuenta, notarás que tienes videos y fotografías que datan de varios años atrás y estos recuerdos valen la pena protegerlos. En ese sentido, resulta excelente la idea de poder descargar nuestros datos, tal y como es posible hacerlo con Facebook o Twitter. Por ello, a continuación te mostraremos los pasos que debes llevar a cabo de fin de obtener este archivo y poderlo guardar en tu computador.

Para comenzar con el proceso, abre la aplicación Instagram en tu smartphone y dirígete a tu perfil. Una vez ahí, toca el icono de la parte superior derecha que muestra 3 líneas horizontales e ingresa en la opción “Configuración”.

Esto te llevará a otro menú de opciones en donde deberás tocar “Seguridad” y acto seguido selecciona la opción “Descarga de datos”.

De inmediato, pasarás a una sección con una barra en donde deberás ingresar la dirección de correo a donde se enviará el archivo con tu contenido.

Para confirmar la acción, el sistema te solicitará tu contraseña, luego tendrás que esperar alrededor de 48 horas para recibir el resultado. El archivo en cuestión contiene tus fotos, videos y comentarios hechos dentro de Instagram. De esta manera, podrás tener un respaldo de tu contenido a fin de mantenerlo a salvo ante cualquier contingencia con tu cuenta.