Aún en nuestros tiempos, los viajes en avión siguen siendo motivo de pánico para muchas personas. Ya sea por miedo a algún accidente adentro, un ataque terrorista en el aire o el contagio de enfermedades raras.

Sin embargo, tal parece que no hay razones para tener miedos. Un experto en el campo de seguridad de la aviación que ha aportado mucho en lo que respecta a las estadísticas de accidentes y seguridad ha publicado un documento en la revista Transportation Science que revela que estos viajes son más seguros de lo que se pensaba.

Reducción de las tasas de mortalidad

Este estudio involucró los datos de diferentes fuentes, dentro de las cuales se incluyen la base de datos de accidentes de la red de seguridad de la aviación de la Flight Safety Foundation.

Aeropuerto, Transporte, Mujer, Niña, Turísticos
Las tasas de mortalidad en aerolíneas comerciales se ha reducido significativamente en las últimas décadas.

Así también datos del Banco Mundial, basados ​​en información de la Organización de Aviación Civil Internacional, por medio de los cuales pudieron medir la cantidad de pasajeros transportados, que actualmente es de 4 mil millones por año.

Se estudiaron los pros y los contras de algunas métricas alternativas que podrían usarse para evaluar la seguridad aérea comercial, como las muertes por vuelo y las muertes por millas recorridas. Sin embargo, Arnold Barnett, un erudito del MIT que lideró la investigación, prefirió usar muertes por embarque porque estas “reflejan literalmente la fracción de pasajeros que perecieron durante los viajes aéreos”.

El análisis en función de embarques individuales de pasajeros reveló que entre 2008 y 2017, las muertes de pasajeros de aerolíneas disminuyeron de manera significativa en comparación con la década anterior.

A nivel mundial, la tasa actual es de una muerte por cada 7,9 millones de embarques de pasajeros, en comparación con la registrada en el período 1998-2007, donde ocurría una muerte por cada 2,7 millones de embarques, y una muerte por 1,3 millones de embarques durante el período 1988-1997.

El resultado es mucho más alentador si vamos más atrás en la historia de los viajes en avión. El riesgo de muerte de una aerolínea comercial entre 1978 y 1987 fue de una muerte por cada 750,000 abordajes y una muerte por cada 350,000 abordajes durante el período de 1968-1977.

“El riesgo mundial de ser asesinado había disminuido en un factor de dos cada década. No solo ha continuado en la última década, la mejora [más reciente] está más cerca de un factor de tres. El ritmo de mejora no ha disminuido en absoluto a pesar de que el vuelo se ha vuelto cada vez más seguro y las nuevas ganancias son más difíciles de lograr. realmente bastante impresionante y es importante que la gente lo tenga en cuenta”.

Resultados positivos incluso en las áreas de mayor riesgo

De hecho, los datos históricos revelan también que incluso en las áreas de mayor riesgo para la aviación comercial de hoy en día, la tasa de mortalidad se ha reducido. “El riesgo ahora en los países de mayor riesgo es básicamente el riesgo que solíamos tener hace 40-50 años” en los países más seguros para viajar en avión, señala Barnett.

En general, la tasa de muertes ha disminuido mucho más rápido que los temores del público respecto al vuelo. “El riesgo es tan bajo que tener miedo de volar es un poco como tener miedo de ir al supermercado porque el techo podría colapsar”, dice Barnett. La conclusión es que nunca ha sido más seguro viajar en las aerolíneas comerciales.

Referencia:

Aviation Safety: A Whole New World? https://pubsonline.informs.org/doi/10.1287/trsc.2019.0937