Los ataques en la web que buscan burlar la seguridad de los usuarios y obtener sus datos lastimosamente siguen siendo muy comunes. Sin embargo, a pesar de que todos podemos estar sujetos a este tipo de problemas, muchas veces las figuras públicas cuentan con un porcentaje de riesgo mayor.

Después de todo, estas suelen tener influencias que los actores malintencionados pueden querer utilizar a su favor. Este ha sido tal cual el sonado caso del hackeo al teléfono del magnate y CEO de Amazon, Jeff Bezos.

En el 2018 comenzó esta historia de extorsión que, afortunadamente, no llegó a malas conclusiones. Para el 2019 se inició una investigación oficial al respecto y ahora, en el 2020, han surgido variadas evidencias que apuntan Arabia Saudita como uno de los principales sospechosos. Pero, ¿por qué?

Todo por un video de WhatsApp

https://i.blogs.es/fee14b/mbs/1366_2000.jpgEn el 2018, el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, y Jeff Bezos se encontraron por causalidad en Los Ángeles. Allí, intercambiaron números y comenzaron a tener breves intercambios de palabras por WhatsApp.

Hasta ese momento no hubo anomalías. Sin embargo, estas comenzaron luego de que el príncipe le enviara un video a Bezos sin explicación ni ningún tipo de aviso. No se sabe en concreto si Bezos vio o no el video completo.

https://i.blogs.es/8745ed/video-bezos/1366_2000.jpg

No obstante, sí se sabe que este pesaba poco más de 4MB y que, al parecer, parte de este peso no correspondía directamente al video. Lastimosamente, el video también estaba encriptado, por lo que en la actualidad no es posible para las autoridades determinar si el mismo contenía o no un spyware.

Lo que no se puede negar es que, justo después de recibir ese video, la cantidad de datos enviados por Bezos al extranjero aumentó en un 29.000%. Inicialmente, Bezos no transmitía al día más de 500 Kb y estos se llegaron a convertir hasta en 4GB en un día, luego de haber recibido el video. Un hecho que disparó las alarmas de la ONU, el organismo que se ha encargado de llevar a cabo la investigación.

https://i.blogs.es/55d9e8/datos/1366_2000.jpg

Jeff Bezos fue víctima de extorción

A través de ese mismo chat con el príncipe, Bezos recibió mensajes que parecían aludir a su infidelidad, un detalle que para ese momento no era conocido por los medios. De entre todos, uno de los más resaltantes fue una imagen y texto que llegó a Bezos durante su proceso de divorcio y poco tiempo después de que ocurriera el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Así puedes usar las videollamadas de Messenger Rooms desde WhatsApp

En él, se presentaba una foto de una mujer muy parecida a su entonces amante, Lauren Sánchez. Con ella, estaba un texto que citaba “Discutir con una mujer es como leer los Términos y Condiciones de un Software, al final tienes que ignorar todo y cliquear Acepto”.

https://i.blogs.es/6999de/imagen-fti/1366_2000.jpg

Poco después de ese mensaje el periódico National Enquirer tuvo acceso a chats e imágenes que probaban la infidelidad de Bezos. Se cree que la imagen pudo tratarse de una amenaza velada de revelar información privada si Bezos continuaba permitiendo que su periódico (The Washington Post) continuara publicando noticias sobre la tragedia de Jamal Khashoggi. Sin embargo, ello no tuvo éxito.

El ataque de Pegasus

Según las suposiciones de la ONU, el malware que podría haber venido con el video podía ser el poderoso Pegasus-3 del NSO Group. El mismo se trata de un spyware altamente efectivo que le permite al atacante obtener todos los datos del usuario en el equipo y también observar en tiempo real intercambios de mensajes, llamadas o documentos que se realicen a través del equipo.

Por su parte, esta organización de hackers se ha vuelto conocida por sus turbias cooperaciones con regímenes autoritarios y también se encuentra en este momento enfrentando una demanda por parte de WhatsApp por aprovechar una vulnerabilidad del sistema e infiltrar malwares en los teléfonos de miles de usuarios usando videos enviados a través de la plataforma.

Lo que han dicho el NSO Group y Arabia Saudita

https://cdn.grahamcluley.com/wp-content/uploads/2020/01/bezos-whatsapp.jpegAnte todo esto, el NSO Group ha negado rotundamente su participación. Tal como lo ha hecho también Arabia Saudita y directamente el príncipe Mohammed diciendo que: “no existe ningún tipo de mala intención hacia Bezos” ni por su parte ni del país Saudí.

El NSO Group, por otro lado, incluso ha amenazado con consecuencias graves a quienes siquiera sugieran su participación en este evento. Y han declarado estar totalmente dispuestos a colaborar con la ONU para llegar al fondo del asunto.

Esperamos el veredicto de la ONU

Por los momentos, la ONU no ha hecho más declaraciones oficiales. Lo que implica que, las investigaciones siguen en curso. Debido a lo que, posiblemente en un futuro podamos tener más detalles con respecto a lo que ha ocurrido y quiénes han sido los artífices detrás de todo. Por ahora, todo lo que podemos hacer son conjeturas basadas en los datos ya emitidos por la ONU.

Más en TekCrispy