El riesgo de contraer o propagar la infección se reduce si se siguen medidas básicas de prevención, como estornudar en un pañuelo desechable y lavarse las manos con frecuencia.

En los últimos 20 años, China ha sido el epicentro de infecciones virales emergentes y reemergentes que siguen despertando preocupación mundial. El gigante asiático ha sido testigo de varias enfermedades virales emergentes, incluyendo una gripe aviar en 1997, el síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2003, y una fiebre severa con síndrome de trombocitopenia (SFTS) en 2010.

La crisis más reciente es el brote de una neumonía viral en curso, de etiología desconocida, en Wuhan, una importante ciudad del centro de China.

Análisis genético

Muchos de los brotes virales que han afectado con más severidad a la humanidad se originaron en animales. Conocidas como enfermedades virales zoonóticas, estos virus primero evolucionan en animales y luego adquieren mutaciones genéticas que les permiten saltar a los humanos.

Las serpientes vendidas en el mercado de Wuhan, específicamente el krait chino y la cobra china, son los reservorios más probables para el coronavirus que está infectando a los humanos.

Por lo tanto, rastrear los orígenes de los virus altamente contagiosos y potencialmente mortales es sumamente imperativo para formular estrategias preventivas y métodos de tratamiento ante brotes futuros.

En este sentido, un equipo de científicos chinos realizó un análisis genético en el ADN del nuevo coronavirus que actualmente se está extendiendo por todo el mundo, y descubrieron su fuente de origen más probable.

La investigación sugiere que el nuevo virus puede haberse originado en serpientes, que se sabe se vendían en el mercado de animales en Wuhan, donde comenzó el brote.

El nuevo coronavirus, que la Organización Mundial de la Salud llamó 2019-nCoV, pertenece a la misma familia del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y del Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS).

Se pensó que los brotes más recientes, SARS y MERS, evolucionaron inicialmente en murciélagos antes de pasar a otros animales y luego infectar a los humanos. En el caso del SARS, las civetas de palma enmascaradas son el principal sospechoso de transmisión inicial entre animales y humanos, mientras que los camellos han sido implicados como el origen de MERS.

Los científicos chinos realizaron un análisis genético detallado del nuevo virus y compararon sus resultados con la información genética disponible para otros virus.

Reservorio más probable

Los investigadores concluyeron que 2019-nCoV es una combinación de un coronavirus que se encuentra en los murciélagos y un segundo coronavirus de origen desconocido. Dichos virus se denominan virus recombinantes.

Un análisis genético del ADN del nuevo coronavirus que actualmente se está extendiendo por todo el mundo reveló su fuente de origen más probable.

Los resultados derivados de estos análisis sugieren que las serpientes, específicamente el krait chino y la cobra china, son los reservorios más probables para el virus 2019-nCoV que infecta a los humanos.

Al respecto, el investigador Wei Ji, afiliado al Departamento de Microbiología del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Pekín y coautor del estudio, explicó:

“Las serpientes suelen cazar murciélagos en estado salvaje, y los informes indican que en el mercado local de mariscos en Wuhan se vendían serpientes, lo que aumenta la posibilidad de que el 2019-nCoV haya saltado de la especie huésped (murciélagos) a las serpientes y luego a los humanos”.

Los análisis genéticos también identificaron una recombinación homóloga dentro de la glicoproteína de la espiga de unión al receptor, lo que pudo permitir la transmisión entre especies de serpiente a humanos.

Estos nuevos hallazgos justifican futuras investigaciones para determinar experimentalmente si la serpiente sirve como reservorio del 2019-nCoV y si la recombinación homóloga dentro de la glicoproteína de punta determina el tropismo del 2019-nCoV en la transmisión y replicación viral.

Los autores de la investigación señalan que los resultados de estos análisis genéticos son altamente significativos para el control efectivo del brote causado por la neumonía inducida por el 2019-nCoV.

Referencia: Homologous recombination within the spike glycoprotein of the newly identified coronavirus may boost cross‐species transmission from snake to human. Journal of Medical Virology, 2020. https://doi.org/10.1002/jmv.25682