La idea de que un susto muy fuerte o que una situación extremadamente estresante haga que el cabello de vuelva blanco no es extraña para nadie. Todos conocemos infinidad de historias en las que se ha narrado este acontecimiento.

Sin embargo, siempre hemos tomado el mismo como un recurso narrativo usado dentro de las anécdotas para demostrar que un evento era peligroso o excesivamente impresionante. Por lo que, son pocos los que consideran que un evento como este sea más que una exageración y tenga verdaderas bases científicas.

A pesar de ello, se han realizado ya investigaciones en las que se han documentado casi 200 casos de “Canities Subita” en personas. No obstante, muchos de ellos han sido descartados por la posible incidencia de otros factores como una condición física que afecte los procesos de pigmentación del cabello.

Por ello, la nueva investigación publicada en la revista Nature sobre un experimento realizado en ratones podría darnos una nueva perspectiva sobre el asunto. Sobre todo, una que venga condimentada con pruebas científicas que demuestren la relación entre el estrés y la coloración del cabello.

El estrés cambió indiscutiblemente la pigmentación del pelaje de los ratones

https://www.asianscientist.com/wp-content/uploads/bfi_thumb/mice-lab-rat-shutterstock_605647973-3708dodhuhc1rwu1v9g7pc.jpgDentro de la investigación se trabajó con dos grupos, el de los ratones que serían expuestos a estrés fuerte y constante y el control al que se dejaría tranquilo. Luego se sometieron a las criaturas a variadas situaciones estresantes, como por ejemplo restringir su movimiento al ser contenidas.

Con ello, al final, fue posible determinar que el descenso en la pigmentación del pelaje de los ratones estresados fue significativamente mayor que la de aquellos que no habían sufrido estrés. Para evitar que los resultados fueran contaminados por otras causas, los científicos se encargaron de descartarlas.

https://www.news-medical.net/image.axd?picture=2020%2F1%2F%40222166_web.jpgPor ello, evaluaron si el ratón podía haber desarrollado problemas de respuesta autoinmunes o alguna otra condición que afectara su pelaje. Luego de todo el proceso de descarte, se pudo ratificar que las diferencias de pigmentación habían sido por causa única del estrés.

El poder del estrés

Toda esta reacción también fue estudiada para comprender el origen de la misma. Al hacerlo, los científicos pudieron descubrir que ello se debía a que las respuestas de estrés y las células madre que intervienen en la pigmentación se encuentran controladas por el sistema nervioso simpático, que también se encarga de regular respuestas como las de “Pelea o Huida” en los animales.

https://media.nature.com/lw1024/magazine-assets/d41586-019-03949-8/d41586-019-03949-8_17557324.pngCuando el cuerpo se estresa, manda señales constantes a las células madre del cuero cabelludo. Estas a su vez, se transforman todas en células de pigmentación hasta agotarse por completo. Luego de ello, estas no pueden reproducirse o recargarse, por lo que, el folículo comienza a producir cabello blanco.

Aún hay puntos por probar

Por los momentos, como podemos ver, esta investigación solo se ha llevado a cabo en ratones, por lo que, falta ver si se puede realizar un paralelismo con los humanos. Sin embargo, la idea de que se pueda no es tan descabellada.

Después de todo, los ratones tienen el mismo sistema de producción de pigmentos a través de células madres que nosotros. Asimismo, nuestros sistemas nerviosos simpáticos también son muy similares. Por lo que, es muy posible que los procesos que actúan en uno, puedan hacer presencia en el otro.

Una respuesta que deja muchas más preguntas

https://ichef.bbci.co.uk/wwfeatures/live/976_549/images/live/p0/0z/ss/p00zsszk.jpgCon ello, ya nos queda claro que el estrés si puede sacar las que llamamos canas –por lo menos en ratones. Aún falta determinar si ello es igual en humanos.

Sin embargo, no es la única incógnita que queda pendiente. Este descubrimiento vuelve a demostrar que, aunque el estrés se trata de un elemento que forma parte de nuestras herramientas de supervivencia, también puede ser perjudicial para nuestro organismo. Por lo que, valdría la pena continuar investigando cuáles pueden ser todas las consecuencias e implicaciones que tiene la liberación de estrés constante en nuestro organismo.

Referencia:

Hyperactivation of sympathetic nerves drives depletion of melanocyte stem cells: https://doi.org/10.1038/s41586-020-1935-3

Canities subita: A reappraisal of evidence based on 196 case reports published in the medical literature: DOI: 10.4103/0974-7753.122959