En los últimos años, las enfermedades transmitidas por mosquitos han ido en aumento, y suponen una creciente amenaza para la salud pública. Muchas de las infecciones transmitidas por la picadura de mosquitos, causan síntomas que van desde una fiebre leve hasta problemas neurológicos que ponen en peligro la vida.

Son muchos los esfuerzos que se han realizado para contar con un enfoque efectivo que pueda proteger a las personas de las enfermedades trasmitidas por la picadura de estos insectos, pero hasta ahora no se cuenta con una alternativa realmente viable.

Una alternativa prometedora

Hay una variedad de virus que pueden ser transmitidos a través de la picadura de un mosquito infectado. Entre ellos se encuentran el virus del dengue, que puede causar fiebre severa; el zika, un virus que puede dar lugar a defectos de nacimiento, y el virus del chikungunya, que provoca artritis en las articulaciones.

Las enfermedades transmitidas por mosquitos han ido en aumento, y suponen una creciente amenaza para la salud pública.

Debido a la falta de opciones farmacológicas efectivas, la mejor manera en que las personas pueden protegerse contra estos virus infecciosos es usando repelente contra insectos y mallas protectoras (mosquiteros).

Para abordar esta brecha, un equipo de investigadores de la Universidad de Leeds desarrolló una crema para la piel de aplicación tópica que se presenta como una alternativa prometedora al riesgo que representan las enfermedades propagadas moquitos.

Los científicos afirman que el medicamento imiquimod, ampliamente utilizado para tratar las verrugas y el cáncer de piel, podría ofrecer protección contra una variedad de virus transmitidos por mosquitos.

Cuando un mosquito perfora la piel en busca de una comida, desencadena un mecanismo de defensa que impulsa a nuestro tejido a repararse. Pero debido a que esta respuesta inmunológica no protege contra las infecciones virales, permite que los virus transmitidos se repliquen rápidamente a través de la piel y luego se propaguen por el resto del cuerpo.

Pero los investigadores encontraron que aplicar la crema con el fármaco (imiquimod) en las picaduras activó las vías inmunológicas e inflamatorias del cuerpo para atacar el virus antes de que se propague.

Impulso a la respuesta inmunitaria

En las pruebas realizadas, el equipo observó que la crema impulsó a un tipo de célula inmunitaria, conocida como macrófago, a combatir los virus antes de que pudieran proliferar y causar enfermedad.

En la actualidad, la mejor manera en que las personas pueden protegerse contra estos virus infecciosos es usando repelente contra insectos y mallas protectoras.

En estas pruebas los investigadores inyectaron a ratones con el virus del Bosque Semliki, un virus transmitido por mosquitos. De los once ratones cuyas “picaduras” fueron tratadas con la crema para la piel, siete sobrevivieron a la infección. Otros once ratones no recibieron la crema y ninguno de ellos sobrevivió.

La crema para la piel también limitó la propagación del virus chikungunya y de otro virus llamado Bunyamwera orthobunyavirus, lo que sugiere que el tratamiento podría funcionar contra muchos virus.

En muestras de piel humana analizadas en el laboratorio, la crema también limitó la propagación de los virus zika y chikungunya, lo que sugiere que este enfoque también podría funcionar en las personas, aunque será necesario realizar pruebas de seguridad en humanos.

Los investigadores señalan que debido a que el medicamento ya está aprobado para su uso en humanos, la promisoria crema antiviral podría ser aprobada y estar disponible en un tiempo relativamente rápido.

Referencia: Pan-viral protection against arboviruses by activating skin macrophages at the inoculation site. Science Translational Medicine, 2020. https://doi.org/10.1126/scitranslmed.aax2421