Al hablar de tiburones, lo primero que suele venir a la mente de las personas son enormes bestias marinas con dientes afilados devorando peces dentro del mar con el fondo musical de peligro correspondiente.

Sin embargo, hay especies mucho más amigables a la vista. Una familia de tiburones ha evolucionado para “caminar” en tierra, siendo mucho más pequeños, lindos y menos imponentes que los tradicionales. A estos se les conoce como “tiburones caminantes”.

Ya está disponible la versión estable de Spotify Kids

Estos fueron vistos por la humanidad al principio de este siglo, por lo que la información sobre ellos realmente no es demasiado abundante. Pero recientemente se identificaron cuatro nuevas especies de tiburones caminantes en las aguas del norte de Australia y Nueva Guinea.

Los detalles se han publicado en un artículo en la revista Marine and Freshwater Research, donde los autores indican que las aletas resultantes de un largo proceso evolutivo les permiten atravesar los arrecifes en el hábitat tropical indo-australiano, aún si no están completamente sumergidos en el agua.

Tiburones pequeños y hogareños

Los tiburones caminantes suelen quedarse en el arrecife en que nacen. Crédito: Mark Erdmann.

El descubrimiento de estas cuatro especies fue el resultado de una investigación de 12 años en la que participaron profesionales de Conservation International, el CSIRO, el Museo de Historia Natural de Florida, el Instituto de Ciencias de Indonesia y el Ministerio de Asuntos Marinos y Pesca de Indonesia.

Mark Erdmann, ecólogo de arrecifes de coral de la Academia de Ciencias de California y coautor del artículo, se refiere a estos como “pequeños animales increíblemente lindos”. A su parecer, estos “en realidad son más como un geco caminando que un tiburón”.

Tampoco son grandes nadadores, lo que se apoya en su habilidad de caminar en aguas poco profundas. Y además, no son demasiado aventureros. Erdmann dice que en realidad “son muy hogareños”, y suelen quedarse en el mismo arrecife donde nacen.

No representan una amenaza para las personas

Y aunque la palabra “tiburón” infunda temor, los autores indican que los que podrían estar realmente preocupados por su presencia son los peces pequeños y los invertebrados. La doctora Christine Dudgeon de la Universidad de Queensland indican que los tiburones con diseños ornamentales son los principales depredadores en los arrecifes durante las mareas bajas. Estos suelen usar sus aletas para caminar en aguas muy poco profundas.

“Con menos de un metro de largo en promedio, los tiburones caminantes no representan una amenaza para las personas, pero su capacidad para soportar ambientes con poco oxígeno y caminar sobre sus aletas les da una ventaja notable sobre sus presas de pequeños crustáceos y moluscos”.

Dudgeon resalta que estas características no las comparten con sus parientes más cercanos, los tiburones de bambú, ni tampoco con otros más distantes en el orden de los tiburones alfombra, wobbegongs y los tiburones ballena.

Los orígenes evolutivos de los tiburones caminantes

Y aunque estas características ya habían sido documentadas en el pasado, en esta oportunidad el equipo quiso conocer los orígenes evolutivos de la familia Hemiscyllium a la cual pertenecen. Analizaron el ADN de las nueve especies actualmente reconocidas por medio de un análisis filogenético.

“Estimamos la conexión entre las especies en base a las comparaciones entre su ADN mitocondrial que se transmite a través del linaje materno. Este ADN codifica las mitocondrias, que son las partes de las células que transforman el oxígeno y los nutrientes de los alimentos en energía para las células”.

Los resultados revelaron que los tiburones caminantes son la rama más reciente del árbol genealógico de los tiburones, y su origen data de hace unos 450 millones de años. Erdmann resalta que este grupo en particular se separó de su antepasado más cercano hace unos nueve millones de años,”y ha estado radiando activamente desde entonces”.

“Obviamente en términos humanos, eso todavía parece ser hace mucho tiempo, pero para los tiburones y para la especie en general, eso es realmente muy reciente”, agregó el investigador.

Esto es complementado por Dudgeon, que sugiere que las nuevas especies evolucionaron después de que los tiburones se alejaron de su población original. Se aislaron genéticamente en nuevas áreas y se convirtieron en las nuevas especies que se han documentado en la actualidad.

“Puede que se hayan movido nadando o caminando sobre sus aletas, pero también es posible que se hayan subido a los arrecifes que se mueven hacia el oeste a través de la cima de Nueva Guinea, hace unos dos millones de años”.

Los investigadores no descartan la posibilidad de que existan más especies de tiburones caminantes. Pero las próximas investigaciones estarán enfocadas en determinar por qué esta región en particular albergaba la mayor biodiversidad marina de nuestro planeta.

Referencia:

 Walking, swimming or hitching a ride? Phylogenetics and biogeography of the walking shark genus Hemiscyllium. http://www.publish.csiro.au/mf/MF19163

Más en TekCrispy