Llama la atención cómo a pesar de que varios estudios han arrojado que le consumo recreativo de la marihuana no es tan inofensivo como se pensaba, e incluso no tiene los efectos analgésicos que se creían, algunos estados siguen en proceso de legalizarla. Aunado a ello, existen también más productos de marihuana disponibles para consumo de los humanos.

Pero además hay ciertos aspectos que aún son un misterio para los médicos. Por ejemplo, el impacto que el consumo de esta droga puede tener sobre la salud cardiovascular, pero un estudio reciente ha arrojado luces al respecto.

Los investigadores del Hospital Brigham and Women’s publicaron un artículo científicos en Journal of the American College of Cardiology en el que revelan que más de 2 millones de adultos con enfermedades cardiovasculares han informado que usan o han usado marihuana.

Limitaciones respecto a la investigación relacionada con el cannabis

La marihuana está clasificada como una droga de horario I según la Agencia de Control de Drogas de EE.UU., lo cual implica una amplia restricción para las investigaciones en torno a esta.

De modo que, para aprender un poco más sobre sus efectos sobre el organismo, los investigadores deben cumplir con una serie de pasos y aprobaciones a de agencias locales, estatales y federales. Lo curioso es que pese a este vacío, los estados individuales están legalizando su uso.

Sin embargo, los estudios basados en la observación han sugerido que el uso de la marihuana está relacionado con una variedad de riesgos cardiovasculares, como derrame cerebral, arritmia y enfermedades que dificultan que el funcionamiento adecuado del músculo cardíaco.

Pero Muthiah Vaduganathan, un cardiólogo del Brigham, junto con Ersilia M. DeFilippis, una ex residente de medicina interna en el mismo recinto, se dispusieron a hacer una revisión profunda de los datos de la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición (NHANES) para estimar el consumo de marihuana en pacientes con enfermedad cardiovascular en los Estados Unidos.

El resultado, aunque no decisivo, fue preocupante: entre 2015 y 2016, cerca de 2 millones de los 89.6 millones de adultos que informaron el consumo de marihuana padecían de enfermedad cardiovascular. Esto representa el 2.3 por ciento de dicha muestra.

Interacción de cannabis con otros medicamentos

Los resultados fueron impactantes para el autor, quien indica que a pesar de que se han obtenido resultados positivos del abandono del cigarrillo sobre la salud cardiovascular, ahora debe centrarse parte de la atención a entender los efectos del uso de cannabis sobre la misma.

“Esto nos abrió los ojos. Estamos experimentando un cambio epidemiológico. Más pacientes están frenando su consumo de cigarrillos, y estamos viendo grandes mejoras en la salud cardiovascular para aquellos que dejan de fumar. Por el contrario, estamos viendo un uso acelerado de la marihuana y ahora, por primera vez Con el tiempo, los consumidores de marihuana están excediendo a los fumadores de cigarrillos en los EE.UU.”.

Una de las preocupaciones no es solo efecto individual de la droga sobre el funcionamiento del corazón, sino su interacción con los pacientes que toman medicamentos, lo cual debe ser tomado en cuenta por los profesionales de la salud.

“En particular, muchos de nuestros pacientes en cardiología toman medicamentos que pueden interactuar con la marihuana de formas impredecibles dependiendo de la formulación. Esto resalta que necesitamos más datos para poder asesorar mejor a los proveedores y a los pacientes”.

Por lo que la recomendación resultante de esta investigación es que los médicos pregunten a sus pacientes si consumen o han consumido marihuana, y consultar las posibles reacciones de esta con otros medicamentos con un farmacéutico. Aunque el enfoque actual está dirigido realmente a instar a los pacientes a abandonar la droga, o al menos minimizar su consumo hasta que los estudios científicos den fe completa de su seguridad.

Referencia:

Marijuana Use in Patients With Cardiovascular Disease. http://www.onlinejacc.org/content/75/3/320

Más en TekCrispy