A medida que los dispositivos digitales se vuelven omnipresentes surgen preocupaciones sobre los posibles y potenciales efectos nocivos asociados con el tiempo que invertimos frente a las pantallas.

Si bien se ha sugerido que el tiempo de pantalla afecta la concentración, conduce a la ansiedad y la depresión, dificulta la conducta social y debilita nuestra capacidad de distinguir la realidad de la ficción, los datos científicos no terminan de confirmar lo que parece cierto en base a las experiencias cotidianas.

Esta tecnología permite identificar bacterias de forma rápida, eficaz y económica

Preguntas apremiantes

Para abordar estas preguntas apremiantes, investigadores de la Universidad de Stanford y la Universidad Estatal de Pensilvania señalan que no basta con medir el tiempo invertido frente a las pantallas, por lo que proponen registrar y analizar todo lo que las personas ven y hacen en sus dispositivos.

Los hallazgos del proyecto pueden usarse para fomentar un uso más saludable de los dispositivos electrónicos que distinguen la vida moderna.

Los investigadores plantean crear un Proyecto Screenome Humano (en alusión al Proyecto Genoma Humano) que proporcionará un enfoque detallado para observar las complejidades de la vida digital actual.

Dicho proyecto, sostienen los investigadores, es necesario para probar las suposiciones ampliamente aceptadas de que los medios digitales son, al menos en parte, responsables de nuestros problemas sociales y de salud más apremiantes y, sobre la base de ese entendimiento, brindar soluciones a muchos de ellos.

El proyecto tiene como objetivo capturar con mayor precisión nuestra huella digital mediante un software de fondo que haga capturas de pantalla del teléfono de un voluntario cada cinco segundos mientras está activado.

Mapa multidimensional de la vida digital

La idea es que así como el Proyecto Genoma Humano y la genómica cambiaron nuestra comprensión de las enfermedades, estos grandes conjuntos de datos recopilados podrían ofrecernos una mejor idea de cómo la tecnología está relacionada con los problemas sociales.

El proyecto permitiría probar las suposiciones ampliamente aceptadas de que los medios digitales son, al menos en parte, responsables de nuestros problemas sociales y de salud más apremiantes.

Para crear este mapa multidimensional de la vida digital de las personas, los investigadores, previo consentimiento de la persona, instalarían un software en el teléfono inteligente o en otros dispositivos, el cual registra, codifica y transmite capturas de pantalla a un sitio de investigación seguro de forma automática y discreta cada cinco segundos mientras el dispositivo se encuentre en uso.

Esto resulta en un conjunto de registros únicos del uso de los medios de comunicación que pueden ser analizados y ampliados para observar momento a momento los cambios en los diferentes contenidos y pantallas, o para describir los cambios a largo plazo en días, semanas o incluso años.

Historial de abuso físico infantil puede ser un predictor del patrón de consumo de cigarrillos

Hasta la fecha, el Laboratorio de Screenómica de la Universidad de Stanford ha recogido más de 30 millones de puntos de datos de más de 600 participantes, y ha demostrado que la mayoría de la gente pasa por grandes cantidades de material muy rápidamente, cambiando de un segmento a otro cada 10 o 20 segundos.

Los investigadores son optimistas de que los hallazgos del proyecto pueden usarse para fomentar un uso más saludable de los dispositivos electrónicos que distinguen la vida moderna.

Referencia: Time for the Human Screenome Project. Nature, 2020. https://doi.org/10.1038/d41586-020-00032-5

Más en TekCrispy