Los impuestos son parte vital del sistema económico de muchos países. Con ellos, cada nación obtiene una contribución de sus ciudadanos y empresas para continuar invirtiendo en el país, su infraestructura y su productividad.

En un principio, este tipo de contribuciones pueden verse muy sencillas: según la cantidad de ingresos se establece el porcentaje a pagar en el país determinado en el que la empresa o individuo radica. Con ello, se asegura que cada ciudadano aporte su grano de arena.

El dilema de las compañías multinacionales

Sin embargo, las cosas se complican un poco cuando las multinacionales entran en la ecuación. Después de todo, estas se tratan de empresas que, a pesar de tener un país de origen, no generan grandes ingresos solo en el mismo.

Como consecuencia, se convierten en una parte importante de la economía de otras naciones. Es allí donde surge la incógnita: ¿en dónde deberían las empresas pagar impuestos? ¿Solo en su país original? Ello causaría problemas para las naciones que fungen como sucursales. ¿A todas las naciones? Ello generaría un descontrol en la empresa teniendo que ajustarse a los sistemas legales y de impuestos de distintos territorios lo que influiría en los costos de producción y en el precio final del producto.

Las acciones de la Unión Europea

A pesar de esto, la Unión Europea parece estas convencida de que la mejor alternativa es la segunda mencionada. Por lo que, incluso ha demandado a Apple acusado a este de deberle millones en impuestos a Dublín nada más.

Debido a esto, en septiembre de año pasado Apple ha iniciado una batalla legal con la UE para evitar que se haga efectivo dicho reclamo. Sin embargo, como muchos procesos legales delicados, el llegar a una resolución legal para este caso podría tardar incluso años.

La opinión del CEO de Apple

https://content.fortune.com/wp-content/uploads/2015/10/gettyimages-493394866.jpgAnte toda esta controversia, el CEO de Apple, Tim Cook, no se ha quedado callado. Entre todas sus declaraciones, ha comentado que opina que todo el sistema legal que trata sobre el cobro de impuestos debería ser sujeto a una revisión y reforma general.

Con el acerado crecimiento que han tenidos las compañías tecnológicas, no es solo Apple la que se encuentra interesada en este tema. Sin embargo, por ahora parece ser la única en haberse manifestado tan claramente.

Cook opina que una ley no debería solo “adaptarse” sino que debe reescribirse desde el comienzo. Ya que, la llegada de todo un nuevo campo de acción requiere un estudio profundo y la construcción de unas regulaciones que verdaderamente vayan acordes con el mismo.

Mencionando otro punto importante

Dentro de las declaraciones de Cook, también se ha dado a conocer su postura con respecto a la regulación de la UE, European General Data Protection Regulation (GDPR). En este caso, asegura que se encuentra totalmente de acuerdo con lo estipulado en las mismas.

No obstante, también declara que ve esto como un primer paso en la dirección adecuada, más que como una meta cumplida. Opina que se debe seguir trabajando en el desarrollo de este tipo de leyes para regular esta área. Tal vez, espera que en un futuro se haga lo mismo con aquellas que regulan la recaudación de impuestos.