Si sigues las tendencias actuales de alimentación sana, seguro habrás leído alguna vez que comer nueces es muy saludable por su cantidad de nutrientes. De hecho, para las personas que deseen perder peso, un puñado de nueces puede ser una excelente merienda.

Pero los beneficios de estos frutos secos en realidad trascienden los ya mencionados. Según los resultados de una nuevo estudio publicado en Journal of Nutrition, el consumo diario de nueces en el marco de una dieta saludable ayuda a mejorarla salud cardiovascular y favorece las bacterias intestinales beneficiosas.

El efecto de tres dietas diferentes

Un equipo de investigadores de la Universidad pública en Pensilvania reclutaron a 42 participantes con sobrepeso u obesidad con edades comprendidas entre 30 y 65 años de edad.

Al inicio del estudio, debieron seguir una dieta estadounidense durante dos semanas. Luego de ello, se les asignó de manera aleatoria una de las tres dietas establecidas para la investigación, todas las cuales incluían menos grasas saturadas que la primera.

El consumo de dos o tres nueces diarias puede mejorar la flora intestinal y reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.

Una de las dietas incluía el consumo de nueces enteras, otra la misma cantidad de ácido alfa-linolénico (ALA) y ácidos grasos poliinsaturados pero sin consumir las nueces, y la tercera, que tampoco incluía nueces, en la que se sustituía parcialmente el ácido oleido por la misma cantidad de ALA que proveen estos frutos. De modo que en las tres dietas las nueces y los aceites vegetales sustituyeron las grasas saturadas.

Después de la diarrea se abre una ventana para gérmenes peligrosos

Los investigadores estudiaron la respuesta de las bacterias en el tracto gastrointestinal de los participantes recolectando muestras fecales 72 horas antes de que terminara su dieta inicial, y en cada uno de los tres períodos de dieta mencionados.

Fue así como comprobaron que el consumo de nueces enriqueció una serie de bacterias intestinales consideradas como beneficiosas para la salud. Pero la mejor parte fue encontrar asociaciones importantes entre los cambios en las bacterias intestinales y los factores de riesgo de enfermedad cardíaca.

“Comer de dos a tres nueces al día como parte de una dieta saludable podría ser una buena manera de mejorar la salud intestinal y reducir el riesgo de enfermedades del corazón”, concluyeron los científicos. ¿Necesitamos más razones para comenzar a consumirlas?

Referencia:

Walnuts and Vegetable Oils Containing Oleic Acid Differentially Affect the Gut Microbiota and Associations with Cardiovascular Risk Factors: Follow-up of a Randomized, Controlled, Feeding Trial in Adults at Risk for Cardiovascular Disease. https://academic.oup.com/jn/advance-article/doi/10.1093/jn/nxz289/5680186

Más en TekCrispy