Taxwatch –grupo de investigadores expertos en el área– ha acusado a Netflix de canalizar entre $327 millones y $430 millones (£ 250 millones a £ 330 millones) en ganancias por fuera de los Estados Unidos, gracias a jurisdicciones de bajos impuestos como los Países Bajos.

De acuerdo a las acusaciones, Netflix se nutre sustancialmente de producciones como ‘The Crown’ que se produce en el Reino Unido, pero las transacciones se realizan en locaciones por fuera del área en la que se generaron. De esa manera, la compañía no pierde tanto de lo recolectado al momento de pagar impuestos.

Lo que parecía la estrategia perfecta

El caso es que, con base a este método de la compañía americana, aunque el servicio tiene alrededor de 10 millones de suscriptores británicos que pagan más de un total de 860 millones de libras esterlinas anualmente, en el 2018, Netflix UK recibió un reembolso de £ 51,000 por parte del gobierno.

Evidentemente, esto genera la pregunta del ¿cómo lo hicieron? Resulta que para ese año, la filial en el Reino Unido de la compañía solo declaró ingresos de 48 millones de euros y ganancias –antes de los impuestos– de 2.3 millones de euros, esto justificándose en que los cientos de millones de libras de los suscriptores británicos se canalizan, en realidad, a través de su sede europea en los Países Bajos.

Netflix se unirá a Nickelodeon para combatir el ascenso de Disney+

Por otro lado, Netflix –que tiene un valor en el mercado de $150 mil millones– reclamó una desgravación fiscal de £ 924,000, de acuerdo al informe presentado. Asimismo, de acuerdo a lo que declaró el canciller John McDonnell, la compañía de Reed Hasting está quedando como una estafadora de los servicios públicos, por “canalizar las ganancias a través de paraísos fiscales, aunque parece tener empleados, propiedades y una importante base de clientes en el Reino Unido”.

¿Estafadores a nivel mundial?

De la misma manera, McDonnell aseguró que el informe muestra que el gobierno necesita hacer algo al respecto, más allá de la propuesta de “impuesto a los servicios digitales”. “El gobierno debería… apoyar la propuesta de Labour para la tributación unitaria de las multinacionales, lo que requeriría que Netflix y otras grandes multinacionales paguen su parte justa de impuestos”, afirmó.

Netflix, en esta oportunidad, no se ha quedado callado, y un portavoz de la empresa confirmó que “siempre ha pagado los impuestos requeridos en los países donde operamos”.

Más en TekCrispy