El consumo excesivo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo de mortalidad relacionados con el comportamiento.

El alcohol es una de las debilidades de los seres humanos, y a pesar de ser tan bien recibido por personas de diferentes culturas, su consumo excesivo se ha relacionado a muchas enfermedades.

El consumo excesivo de alcohol es el resultado de interacciones complejas entre factores de riesgo genéticos y no genéticos. Sí, aunque resulte dificíl de creer, no se trata de un hábito adquirido únicamente de nuestro entorno.

Actualizando la Teoría de la Evolución ¿Por qué los genes saltan entre cromosomas?

Varios estudios de gemelos y de hijos adoptado han demostrado que el alto consumo de alcohol tiene raíces genéticas. Sin embargo, ha sido difícil identificar los genes exactos asociados con este comportamiento.

Fue por ello que un equipo internacional de investigadores decidió centrar sus esfuerzos en identificar los genes específicos responsables de los altos niveles de consumo de alcohol en las personas. Los resultados se publicaron en la revista Science Advances.

Factores de riesgo genéticos y la exposición al alcohol

Los investigadores consultaron los datos del Biobanco del Reino Unido para identificar los genes responsables del consumo excesivo de alcohol en 125 mil participantes. También extrajeron datos de 49 mil personas que participaron en un estudio realizados en Estados Unidos para explorar la influencia de los genes y las vías biológicas sobre el consumo de alcohol.

Los genes identificados se estudiaron en modelos de gusano y se observaron respuestas sugerentes ante la exposición al alcohol.

El método consistió en identificar pequeñas variaciones en el ADN de una persona a las que se les conoce como polimorfismos de un solo nucleótido (PSN). Estas son muy comunes, y cada persona lleva muchos PNS, pero si uno en particular ocurre con más frecuencia en personas con una condición particular en comparación con otras sin dicha condición, entonces esto puede ser una señal de que dicha variación es la causa subyacente de dicha diferencia.

Analizando la información en conjunto, los investigadores encontraron que hay varias vías comunes asociadas con diferentes tipos de comportamiento compulsivo y con el desarrollo de adicciones, y no únicamente hacia el alcohol.

Los investigadores usaron modelos de gusanos para evaluar los efectos funcionales de los genes identificados en el estudio de asociación de genoma completo, y todos ellos mostraron cambios marcados en la respuesta de los gusanos ante la exposición al alcohol.

Sin lugar a dudas, se trata de un hallazgo interesante y de gran relevancia en el campo del estudio de las adicciones, en especial del alcohol dada su morbilidad, mortalidad y efectos en las interacciones sociales.

Referencia:

Functional validity, role, and implications of heavy alcohol consumption genetic loci. https://advances.sciencemag.org/content/6/3/eaay5034

Más en TekCrispy