Hasta ahora se ha hablado mucho de bacterias y otros microorganismos que desarrollan resistencia a los medicamentos, lo cual impide que los tratamientos habituales combatan contra ellos y devuelvan la salud al cuerpo humano. Pero la resistencia no solo se limita a las infecciones: el cáncer también está relacionado con ella.

Una nueva investigación publicada en la revista Molecular Cancer Therapeutics ha mostrado el desarrollado de la resistencia a un fármaco prometedor dirigido a pacientes con un cáncer raro y letal de los conductos biliares llamado colangiocarcinoma.

Científicos estudian la forma en que cambia la estructura de los tejidos en el cáncer

Estudiando la resistencia al inhibidor de FGFR: infigratinib

El tratamiento exitoso del colagiocarcinoma representa un desafío para los médicos puesto que el diagnóstico temprano de la enfermedad es poco frecuente. Generalmente, esta se diagnostica en una etapa avanzada en la que la tasa de supervivencia a cinco año es de apenas 2 por ciento. Pero incluso detectándose antes, las tasas de supervivencia son también bajas debido a la alta recurrencia de la enfermedad.

Los investigadores del Centro Integral del Cáncer de la Universidad Estatal de Ohio – Arthur G. James Cancer Hospital y el Instituto de Investigación Richard J. Solove (OSUCCC – James) examinaron el gen FGFR (receptor del factor de crecimiento de fibroblastos) en las células cancerosas de un paciente con colangiocarcinoma. Este murió luego de que su enfermedad progresara y desarrollara resistencia al inhibidor de FGFR infigratinib.

“Si bien la mayoría de los pacientes con colangiocarcinoma positivo para FGFR se benefician de los nuevos inhibidores de FGFR en ensayos clínicos, la mayoría de los pacientes desafortunadamente desarrollan cánceres resistentes a los medicamentos”, dice el líder del estudio, Sameek Roychowdhury, MD, PhD, oncólogo medico e investigador del OSUCCC – James.

Dos mutaciones causantes de la resistencia

Los investigadores identificaron dos mutaciones de FGFR, p.E565A y p.L617M, adquiridas en las células tumorales del paciente que fueron las causantes de la resistencia a los inhibidores de FGFR.

Entonces usaron líneas celulares de cáncer para saber que las mutaciones condujeron a la activación de la vía bioquímica mTOR, lo cual permitió que las células cancerosas crecieran incluso en presencia de inhibidores de FGFR.

Agregar un inhibidor de mTOR para acabar la resistencia

De modo que agregar un inhibidor de mTOR a las células restableció su sensibilidad a los inhibidores de FGFR, afirmó Sameek Roychowdhury, MD, PhD, oncólogo medico e investigador del OSUCCC – James, líder de la investigación.

“En general, nuestros hallazgos sugieren que un inhibidor de mTOR administrado en el momento de la progresión puede volver a sensibilizar las células tumorales a un inhibidor de FGFR en pacientes que desarrollan resistencia a estos agentes”.

Las estadísticas respecto a este tema indica que la activación anormal del gen FGFR ocurre en 15 a 20 por ciento de las personas con colangiocarcinoma. Los inhibidores de FGFR muestran efectividad en 70 a 80 por ciento en dichos pacientes hasta que se desarrolla la resistencia.

Pero este estudio, además de detectar las mutaciones causantes de la resistencia, también sugiere que agregar otro medicamento en el momento de la progresión de la enfermedad podría volver a las células tumorales al medicamento inicial, mitigando la resistencia.

Referencia:

Study Suggests New Strategy for Treating Advanced, Progressing Bile Duct Cancer. https://cancer.osu.edu/news-and-media/news/study-suggests-new-strategy-for-treating-advanced-progressing-bile-duct-cancer

Más en TekCrispy