La privacidad en la web se ha convertido en una cualidad muy preciada que las personas buscan en los portales que visitan. Sin embargo, ello podría no ser tan sencillo de conseguir.

Sobre todo, cuando la información se ha convertido en un bien tan preciado en el mercado. En la actualidad, para evitar que los datos de las personas sean mal utilizados, se han creado acuerdos como el realizado por la Unión Europea, el General Data Protection Regulation (GDPR).

No obstante, este tipo de iniciativas aún son bastante jóvenes, teniendo esta por ejemplo menos de 2 años en vigencia. Por lo que, ahora es que comienza la lucha por quitar a las grandes compañías la costumbre de manipular la información de sus usuarios a su antojo y sin consentimiento de estos.

¿Qué se ha descubierto?

https://www.vienna.at/2019/03/pickable-dating-app-16-9-91891515852-1515x852.jpgEntre las investigaciones más recientes que se han hecho, se ha podido determinar que apps de citas como Tinder y Grindr aún no cumplen con los requisitos de seguridad apuntados por la GDPR.

Según un reporte dado a conocer por una organización gubernamental sin fines de lucro de Noruega, estas apps daban acceso a terceros a los datos de los usuarios en la red social. De este modo, las empresas de publicidad podían conocer el género, la edad, la ubicación geográfica, los gustos y hasta las preferencias sexuales de los usuarios.

Con todo esto expuesto, las empresas podían trabajar en mejores y más especializadas campañas en la web. Asimismo, tenían un modo de asegurarse de que las mismas llegarían a un público que estaría interesado en las mismas.

El informe ha sido titulado “Out of Control” y dentro del mismo se han podido identificar un total de 10 aplicaciones de citas populares que han estado propiciando este tráfico ilegal de información.

Líderes de la UE hacen videoconferencia para discutir la situación del coronavirus

Tinder y Grindr no están solos en esto

https://www.abc.net.au/news/image/11775376-3x2-940x627.jpg

Como lo hemos dicho, no solo este par ha sido señalado en el medio de toda la investigación. También nos hemos podido encontrar con otras apps como por ejemplo la conocida Match Group.

Este a su vez, es el nombre por el que se identifica su empresa matriz. La cual, a su vez, es propietaria de más de 40 empresas externas que han sido identificadas en este proceso de compra de información para mejorar el direccionamiento de las ads. Por lo que, claramente podemos ver que este se ha convertido en un negocio lucrativo que muchas empresas se niegan a dejar atrás.

Un problema generalizado

https://geospatialmedia.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads/2018/09/Data-Breach.jpg

De hecho, las apps de citas no son las únicas que se han visto bajo el escrutinio público por problemas de este estilo. En realidad, otras aplicaciones como Clue y MyDays, usadas para monitorear los ciclos menstruales, también se han visto bajo el escarnio público por compartir información personal. Tal como lo ha hecho Facebook incontables veces después del escándalo de Cambridge Analytica.

Otro ejemplo de ello puede ser la app Qibla Finder, usada para que los musulmanes ubiquen la dirección de la Meca para que puedan rezar. Incluso, la aplicación infantil, My Talking Tom 2 ha sido acusada de recolectar información sobre los niños que la usan.

Es posible ver con claridad que este se trata de un problema universal que la sociedad debe abordar. Por suerte, iniciativas como el GDPR y la recién instaurada regulación de California parecen estar dando los primeros pasos en la dirección correcta.

Más en TekCrispy