A pesar de que muchos estudios han arrojado efectos negativos derivados de la marihuana en los humanos, lo cierto es que su popularidad se ha incrementado tanto entre jóvenes como en adultos, aunque de manera más pronunciada en los primeros.

Un estudio publicado en la revista Addiction revela que entre los estudiantes universitarios, el consumo de esta droga ha mostrado una tendencia ascendente durante años. Sin embargo, en los estados que han legalizado el uso recreativo de la marihuana el incremento de su consumo ha sido mayor.

Estudiantes en zonas legalizadas y no legalizadas

Los investigadores de la Oregon State University consultaron la encuesta National College Health Assessment, un estudio que abarca una amplia gama de comportamientos de la salud y que incluye el uso de drogas y alcohol. Este se realizó de manera anónima, a fin de estimular autoinformes más sinceros de parte de los 850,000 estudiantes que participaron.

Los estudiantes que residen fuera del campus universitario tienen más probabilidades de consumir cannabis, lo cual sugiere mayor cumplimiento de las leyes dentro de la institución.

Los datos extraídos corresponden a siete estados y 135 universidades donde se legalizó la marihuana en 2018 y de 41 estados y 454 universidades donde el uso recreativo de la misma no era legal. Fue así como los autores pudieron comparar las tendencias de los estados con adopción más temprana de la droga así como las de los que lo hicieron más recientemente.

En general, los estudiantes ubicados en estados donde la marihuana había sido legalizada tenían un 18 por ciento más de probabilidades de haber consumido marihuana en los últimos 30 dias, así como 17 por ciento más de probabilidades de haber hecho uso frecuente de esta. En este caso, el uso frecuente se refiere a al menos 20 durante los últimos 30 días.

También encontraron que el efecto fue más fuerte entre los estudiantes mayores de 21 a 26 años, que tenían un 23 por ciento más de probabilidades de informar que habían usado marihuana que sus compañeros en estados donde su consumo no era legal, en comparación con los menores de 18 a 20 años bajo el mismo punto de comparación.

Diferencias entre residencias distintas

Notaron que la tendencia fue mayor entre estudiantes que viven en lugares fuera del campus, lo cual fue atribuido al hecho de que las universidades tienen mayor obligación de aplicar las leyes federales de drogas que todavía clasifican la marihuana como ilegal.

Los autores también notaron que las diferencias entre los estados con y sin legalización aumentaron conforme iba transcurriendo el tiempo. Seis años después de la legalización en los estados de adopción temprana en los estados con adopción temprana, los estudiantes tenían un 46 por ciento más probabilidad der haber consumido la droga respecto a sus pares en estados no legalizados.

“Es fácil mirar los hallazgos y pensar: ‘Sí, por supuesto, las tasas aumentarían'”, dijo David Kerr de la Facultad de Artes Liberales de OSU, uno de los autores de la investigación. “Pero necesitamos cuantificar los efectos que están teniendo estos cambios de política”.

También resaltan el hecho de que el consumo entre adolescentes no haya aumentado el uso de la marihuana luego de la legalización. Tal parece que los adultos jóvenes son más sensibles a esta ley, lo cual no se puede explicar tampoco por la edad legal.

Referencia:

College students use more marijuana in states where it’s legal, but they binge drink less. https://today.oregonstate.edu/news/college-students-use-more-marijuana-states-where-it%E2%80%99s-legal-they-binge-drink-less

Más en TekCrispy