Desde los tiempos de Aristóteles se ha señalado un vínculo predecible entre la animaforma y los aspectos del estilo de vida de cada especie.

En la actualidad, este concepto sustenta numerosas investigaciones basadas en los rasgos, desde la resolución de los orígenes evolutivos de la biodiversidad hasta la cuantificación de la función del ecosistema y la predicción de las respuestas al cambio ambiental.

Calentamiento global propicia invasión de mosquitos a la región antártica

Evaluación exhaustiva

Durante más de un siglo, las aves han desempeñado un papel central en el desarrollo de los conceptos de nicho y la ecomorfología, y ahora proporcionan la plantilla más rica para explorar la función y la evolución de los rasgos morfológicos en el contexto de los conjuntos de datos ecológicos y filogenéticos a nivel de especie.

El conjunto de datos contiene información detallada de 9 rasgos para 9.963 especies, que representan más del 99 por ciento de la diversidad de aves existente.

Con esto presente, un equipo internacional de investigadores dirigidos por científicos del Colegio Imperial de Londres y el Colegio Universitario de Londres, realizó una evaluación exhaustiva de la diversidad de rasgos fenotípicos de las aves existentes.

Con este fin, el equipo de investigación midió ocho rasgos fenotípicos, incluyendo picos, colas, alas y patas, que se sabe tienen con conexiones bien establecidas con la locomoción, la ecología trófica y la estructura de nicho asociada de las comunidades ecológicas.

En particular, el pico es el principal aparato utilizado por las aves para capturar y procesar el alimento, mientras que las diferencias morfológicas en las alas, la cola y las patas están relacionadas con la locomoción, lo que proporciona una visión de la forma en que las aves se mueven por su entorno y buscan recursos. Estos rasgos terminan por definir el papel de la especie en un ecosistema.

Conexión con la función ecológica

Con la adición de la masa corporal, el conjunto de datos contiene información detallada de 9 rasgos para 9.963 especies, que representan más del 99 por ciento de la diversidad de aves existente y todas las 233 familias de aves, resumiendo así las combinaciones de rasgos de todo el organismo con un detalle sin precedentes.

El estudio brinda un marco global para explorar el origen, la función y la conservación de la diversidad de aves.

Adicionalmente, el equipo de investigación realizó una serie de análisis para explorar la estructura de esta diversidad de rasgos y su conexión con la función ecológica. Al respecto el doctor Alex L. Pigot, catedrático en el Departamento de Genética, Evolución y Medio Ambiente del Colegio Universitario de Londres y coautor del estudio, comentó:

“Nuestros resultados sugieren que la evolución es un proceso predecible. Si tuviéramos que volver a ejecutar la cinta de la vida, la evolución probablemente conduciría a organismos de aspecto muy similar a los que vemos hoy”.

Los murciélagos vampiro establecen amistades duraderas como los seres humanos

En este sentido, explican los investigadores, contar con un entendimiento claro del papel de cada animal en el funcionamiento de la biosfera resulta crucial en la comprensión y evaluación de los impactos del proceso de extinción en curso y la crisis climática.

Adicionalmente, el estudio establece la dimensionalidad mínima requerida para que los rasgos funcionales de las aves predigan variaciones sutiles en los nichos tróficos y brindan un marco global para explorar el origen, la función y la conservación de la diversidad de aves.

Referencia: Macroevolutionary convergence connects morphological form to ecological function in birds. Nature Ecology & Evolution, 2020. https://doi.org/10.1038/s41559-019-1070-4

Más en TekCrispy