La enfermedad de Alzheimer (EA) implica cambios patológicos versátiles, como la degeneración sináptica, la muerte neuronal, la inflamación crónica, la función vascular deteriorada y la plasticidad reducida de las células madre neurales (NSC, por sus siglas en inglés).

El deterioro cognitivo que se observa en pacientes con EA y modelos animales experimentales es causado principalmente por la integridad reducida de la red neuronal. Hasta ahora, los esfuerzos para rescatar el deterioro cognitivo y la muerte neuronal han tenido como objetivo prevenir la muerte de las neuronas, pero este enfoque no ha dado el resultado esperado.

Descubren posible vía de tratamiento para el Alzheimer y otras formas de demencia

Potencial regenerativo

Se sugirió un enfoque alternativo para complementar el tratamiento en compartimentos neuronales al aumentar la producción de nuevas neuronas para proporcionar resistencia y fuerza a los circuitos neuronales afectados.

A diferencia de los humanos, los peces cebra adultos se distinguen por presentar neurogénesis en abundancia, pudiéndose observar de una forma a otra prácticamente en cualquier lugar.

Sin embargo, la neuroregeneración es bastante controvertida, ya que implica no solo la neurogénesis, sino también el crecimiento de las conexiones perdidas y el nacimiento de células no neuronales.

Si bien solo se sabe que la neurogénesis adulta en humanos ocurre definitivamente en unas pocas regiones del cerebro circunscritas con precisión, investigaciones en otras especies sugieren que la ciencia solo ha arañado la superficie del potencial regenerativo completo de nuestros propios sistemas nerviosos.

Aunque muchos informes han documentado la presencia de neurogénesis en humanos adultos, y varios estudios han demostrado que aumentar la neurogénesis podría ser una opción viable para aliviar el deterioro cognitivo, los beneficios potenciales del resultado neurogénico en condiciones de EA requieren más investigación y pruebas críticas.

Base conceptual

Además, en condiciones de EA, las NSC de mamíferos reducen drásticamente la capacidad proliferativa, y para que la neurogénesis se convierta en una opción viable para el tratamiento de trastornos neurológicos, las NSC de mamíferos deben distinguirse por su plasticidad.

La enfermedad de Alzheimer implica cambios patológicos versátiles, como la degeneración sináptica, la muerte neuronal y la plasticidad reducida de las células madre neurales.

Por lo tanto, examinar cómo las NSC podrían hacerse proliferativas y neurogénicas durante el curso de la EA podría proporcionar importantes ramificaciones clínicas para el tratamiento de esta enfermedad; sin embargo, se sabe poco sobre los mecanismos por los cuales las células madre neurales mejorarían su respuesta proliferativa.

¿Qué influencia tiene la diabetes y el Alzheimer en los resultados de un derrame cerebral?

Recientemente, un equipo de investigadores del Centro Alemán de Enfermedades Neurodegenerativas (DZNE) realizó un estudio en un modelo de pez cebra, que puede recapitular los síntomas de la EA en humanos, como la muerte neuronal, la degeneración sináptica y el deterioro cognitivo, y encontró que la interleucina-4 inducida por amiloide (IL4) promueve la proliferación de células madre neurogénicas al suprimir la producción de serotonina.

Este hallazgo proporciona una base conceptual para la regulación, proliferación y respuesta diferencial de las células madre neuronales, una comprensión que podría ser instrumental en los esfuerzos para desarrollar nuevas terapias para la tratar la enfermedad de Alzheimer a través de una mayor neurogénesis.

Referencia: Neuron-glia interaction through Serotonin-BDNF-NGFR axis enables regenerative neurogenesis in Alzheimer’s model of adult zebrafish brain. Plos Biology, 2020. https://doi.org/10.1371/journal.pbio.3000585

Más en TekCrispy