Quienes hacen vida en el mundo de las redes sociales y el social media de seguro se han topado con preguntas como. ¿qué haces todo el día pegado en la computadora?, ¿por qué no te despegas del teléfono? y hasta comentarios sarcásticos como “hacer lo que tu haces no es tan complicado”. Y, aunque nos gustaría defender a capa y espada esa línea profesional, análisis actuales se dedican a dejar en evidencia que trabajar en ese mundo es tan sencillo como se aparenta.

Ojo, no estamos aseverando que el trabajo de un social media o un community manager no vale la pena, en cambio, los informes aseguran que cualquiera que demuestre el interés en el mundo digital puede hacerlo sin miedo, sobre todo porque existen suficientes herramientas y técnicas que le harán el proceso mucho menos rocoso, y eso si es algo que hay que recalcar: lograrlo es fácil, pero el compromiso debe notarse.

Seguir el ejemplo que Facebook dio

Antes de hablar de pasos, técnicas o consejos, es importante destacar situaciones como las de Facebook. Los amantes de las redes sociales deberán admitir –aunque duela– que si bien es cierto que la plataforma que comenzó como FaceMash, ahora se encuentra pasando por un declive gradual desde que la competencia a hecho de las suyas.

Sin embargo, si hay algo que es clave dentro de todo el desempeño de la plataforma de Mark Zuckerberg es su disposición a la mejora. Tal como debe ocurrir en el mundo del social media, Zuckerberg se ha negado por años a quedar atrás y, aunque no es la red social más concurrida en el día a día, sin duda es la más grande del mundo, y eso nadie se lo podrá quitar.

Estrategias como comprar Instagram, Whatsapp y hasta atreverse a intentar comprar Snapchat, son pasos que siguen dejando en alto a la compañía, y eso es un ejemplo clave de cómo hay que reinventarse constantemente en el mundo digital para no quedar obsoleto.

No hay que ser egoístas, comparte

Si hay algo que debe ser faro al momento de incursionar en el viaje de las redes sociales es entender que el egoísmo debe quedar de lado y compartirlo todo debe ser lo primordial. Sin embargo, un error que muchos cometen es compartir por compartir, obviando que realidad el secreto está en compartir lo que uno considera relevante.

Algo que muchas personas no han comprendido de las redes sociales es que son mucho más “reales” de lo que aparentan. Por esto nos referimos a que aún cuando la concepción masiva está en creer que los influencers, instagrammers, youtubers, marcas, entre otros, solo publican contenido falso y forzado, en realidad, es orgánico, verdadero y honesto.

Facebook rastrea los desplazamientos de personas causados por desastres naturales

Y no, no estamos diciendo que ahora todos los creadores de contenido son buenos samaritanos y al 100% sinceros, pero aquel que quiere ser exitoso en social media comprende que el secreto está en compartir lo que “me gusta” y no lo que “se prefiere”.

Ahora bien, preguntas como ¿cuál es la diferencia? nos llevan a explicar que todo está en que mientras más “orgánico” y “real” se sea, mejores resultados se obtendrán, y, aunque nadie lo crea, las redes sociales también se basan en data y estadísticas. O es que a ver, ¿por qué creen que los memes son tan importantes y exitosos? La verdad es que lo son porque se relacionan rápidamente con la comunidad y sea como sea se convierten en contenido compartible.

Las risas son la clave del éxito

Siguiendo en el mismo hilo de los memes, llegamos a otro punto clave, que quizás muchos ya han descubierto y por eso es que las cuentas de memes, chistes y stickers son las más populares actualmente. La risa es el camino hasta el corazón de la comunidad. ¿Ven? El social media no están complicado después de todo.

No obstante, si algo hemos aprendido de los formatos como el stand up comedy, hacer reír es un arte que debe ser tratado con respeto, y es por eso que solo los valientes se atreven a intentarlo. Afortunadamente, las redes sociales, páginas web y aplicaciones móviles es el espacio donde los “cobardes” demuestran tener más agallas que los sobrados.

Investigaciones han demostrado que las conversaciones que son impulsadas por contenido humorístico fomentan de manera correcta la participación y la inclusión de la comunidad, después de todo, si hay algo más universal que el amor, es la risa.

Otro punto importante es destacar que cuando una publicación es divertida y se reconoce como tal, se aseguran más reacciones y respuestas por parte de la comunidad que la disfruta. De la misma forma, existen posibilidades de que si una publicación no es auténticamente divertida, al recibir comentarios graciosos se intensifican sus resultados.

La estrategia es clave

Ahora bien, todos leerán esto y dirán ¡wow, que sencillo! pero hay que destacar lo siguiente: nada de esto funcionará si no se tiene una estrategia pensada. Es decir, de nada sirve que publiques contenido que genere risas y comentarios, si no se responden a la inmediatez posible. De nada sirve publicar recibir productos de una marca, si no se comparten recomendaciones honestas sobre él, y así sucesivamente.

A lo que queremos llegar con esto es: cuando alguien te pregunte por qué no te despegas del celular o por qué tienes que tomar fotos de todo, la respuesta debe ser clara: porque lo que no se comunica, no existe.

Más en TekCrispy