La pancreatitis es una de las enfermedades más comunes y debilitantes del tracto gastrointestinal, la cual está asociada a una morbilidad y mortalidad considerables. La afección resulta de la activación prematura de las enzimas digestivas en el propio páncreas, lo que causa daño tisular e inflamación.

Las causas comunes de la pancreatitis incluyen el abuso del alcohol y los cálculos biliares. La enfermedad también se presenta entre el 5 al 10 por ciento de los pacientes que se someten a una colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE), un procedimiento que se utiliza para examinar los conductos pancreáticos y biliares, así como la vesícula biliar. Los tratamientos para la pancreatitis son limitados y generalmente de apoyo, por lo que existe una necesidad apremiante de nuevas terapias.

Este hallazgo que podría conducir al desarrollo de nuevas terapias para tratar la esquizofrenia

Un rasgo distintivo

En este sentido, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Texas Southwestern encontró que los humanos y los ratones con pancreatitis son deficientes en una hormona del estrés llamada factor de crecimiento de los fibroblastos 21 (FGF21), un hallazgo que podría tener implicaciones clínicas.

Inyectar FGF21 cuatro veces durante un periodo de 12 a 16 horas después de inducir la pancreatitis provocó que la inflamación, necrosis e hinchazón desaparecieran.

Para el estudio, los investigadores examinaron el efecto de la pancreatitis en la vía de la hormona FGF21 analizando muestras del páncreas de ratones y humanos con formas agudas y crónicas de la enfermedad.

Este análisis reveló que los niveles pancreáticos de FGF21 de los ratones aumentaron durante las primeras cuatro horas de pancreatitis y, de forma inesperada, disminuyeron a las doce horas, volviéndose casi indetectables después de 18 horas. El FGF21 también se redujo en la pancreatitis humana.

El equipo de investigación pudo comprobar que el FGF21 se comportaba de forma similar en tres modelos diferentes de ratón de la enfermedad: pancreatitis inducida por el fármaco ceruleína, que provoca una secreción excesiva de enzimas pancreáticas; pancreatitis inducida por el alcohol y pancreatitis inducida por la CPRE.

Terapia de reemplazo

Los experimentos realizados confirmaron que la pérdida del FGF21 es un rasgo distintivo de la enfermedad. A continuación, los investigadores querían saber si la terapia de reemplazo del FGF21 funcionaría, utilizando estos mismos tres modelos de pancreatitis en ratones.

La pancreatitis es una de las enfermedades más comunes y debilitantes del tracto gastrointestinal, la cual está asociada a una morbilidad y mortalidad considerables.

Los investigadores llevaron a cabo varios experimentos, repitiendo cada prueba de tres a cuatro veces con tres a ocho ratones por grupo. También realizaron experimentos en 66 muestras de tejido humano: 14 de personas sanas y 52 de personas con pancreatitis.

Estos experimentos mostraron que inyectar un miligramo por kilogramo de peso corporal de ratón de FGF21 cuatro veces durante un periodo de 12 a 16 horas después de inducir la pancreatitis aumentó la cantidad de FGF21 en el torrente sanguíneo y causó que la inflamación, necrosis e hinchazón desaparecieran en su mayoría dentro de las 24 horas en los ratones con pancreatitis inducida por drogas o alcohol.

¿Las células madre pueden tratar el COVID-19?

Para ver si podían de alguna manera prevenir la pancreatitis inducida por la CPRE, los investigadores mezclaron el FGF21 con el medio de contraste que se usa normalmente en el procedimiento y encontraron que al hacerlo, pudieron mantener los niveles normales de FGF21 y evitar que se redujeran, previniendo así la inflamación inducida por el procedimiento.

Los autores advierten que estos resultados deben interpretarse con cautela ya que los modelos utilizados imitaron pero no lograron reproducir completamente la enfermedad humana, y que una conclusión definitiva sobre la pancreatitis en humanos requerirá un análisis que involucre un mayor número de sujetos de prueba.

Referencia: Pancreatitis is an FGF21-deficient state that is corrected by replacement therapy. Science Translational Medicine, 2020. https://doi.org/10.1126/scitranslmed.aay5186

Más en TekCrispy