Cerebro Adolescentes Gen Madura

Varios estudios han demostrado que la cohesión familiar es un fuerte protector de la salud mental de los miembros de la familia, y de hecho, incluye incluso en su posibilidad de recibir educación superior y el éxito académico.

Ahora una nueva investigación publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences revela que el sentido que tienen un adolescente sobre el estado social y económico de su propia familia está estrechamente relacionado con la salud cognitiva y física de ese adolescente.

La ansiedad se ha incrementado entre los jóvenes de Irlanda

La percepción sobre el estado socioeconómico familiar

A pesar de crecer en familias similares, los gemelos pueden tener opiniones e ideas de su familia muy diferentes que pueden definir su éxito más adelante.

Un equipo de investigadores consultó el Estudio de gemelos longitudinales de riesgo ambiental (E-Risk) con sede en el King’s College de Londres, del cual extrajeron una muestra que representaba la gama completa de condiciones socioeconómicas en el Reino Unido.

El equipo identificó 2,232 gemelos del mismo sexo nacidos en Inglaterra y Gales entre 1994 y 1995 a los que hizo seguimiento a lo largo de su vida. Cuando llegaron a la adolescencia, los participantes evaluaron la clasificación social de su familia entre los 12 y 18 años de edad.

Al final de esta etapa, las creencias que cada individuo tuviera sobre su familia eran fuertes indicadores de qué tan bien le iría al adolescente en su vida, independientemente del acceso de la familia a recursos financieros, atención médica, nutrición adecuada y oportunidades educativas. Aunque es necesario destacar que este patrón no se observó cuando respondieron a los 12 años.

Gemelos con opiniones diferentes

Estudiando gemelos, los investigadores pudieron comparar la influencia del acceso individual a los recursos familiares y la percepción sobre el status socioeconómico sobre el desempeño de estos más adelante, y dieron con hallazgos importantes.

Por ejemplo, Joshua Rivenbark, un estudiante de doctorado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke y Escuela de Políticas Públicas de Sanford, destaca que los hermanos gemelos del estudio crecieron con el mismo a recursos objetivos, sin embargo, había diferencias importantes en su idea de la escala social de su familia. Posteriormente, esta percepción tendría repercusión en el bienestar de cada gemelo.

Los jóvenes que consideraban que su familia estaba un nivel social económico elevado, tenían más probabilidades de tener bienestar a los 18 años.

Y como es de esperar, aun creciendo dentro del mismo entorno familiar, las opiniones de los gemelos podían diferir, y esto tendría sus consecuencias. Al llegar a los 18 años, el gemelo que consideraba que su familia estaba en una posición alta, tenía más probabilidades de haber recibido educación o empleo, y menos probabilidades de ser condenado por un delito y menos problemas de salud mental en comparación con su hermano.

Los autores destacan que esta percepción del  estado familiar del adolescente era un predictor más poderoso de su bienestar y preparación para recibir educación superior, incluso comparado con el estado financiero real de su familia.

Una vida con sentido es sinónimo de bienestar físico y mental

Y tal como indica Candice Odgers, profesora de ciencias psicológicas en la Universidad de California, Irvine, y autora principal del estudio, “la cantidad de recursos financieros a los que los niños tienen acceso es uno de los predictores más confiables de su salud y oportunidades de vida”.

“Pero estos hallazgos muestran que la forma en que los jóvenes ven el lugar de su familia en un sistema jerárquico también es importante. Sus percepciones del estado social eran un indicador igualmente bueno, y a menudo más fuerte, de lo bien que iban a hacerlo con respecto a la salud mental y los resultados sociales”.

Se trata de un hallazgo sumamente interesante dentro del campo de estudio de la pobreza. Muchos piensan que nacer pobre no implica que deba morirse pobre también, y quizás tengan mucha razón. Aunque la vida como tal sea similar a una caja de Pandora, lo cierto es que la idea sobre el status de la familia de la que venimos y nuestras expectativas para el futuro tienen mucha influencia en nuestras acciones.

Referencia:

Adolescents’ perceptions of family social status correlate with health and life chances: A twin difference longitudinal cohort study. https://www.pnas.org/content/early/2020/01/01/1820845116

Más en TekCrispy